Las conserveras participan en una iniciativa para mejorar la calidad del río

ALBERTO ECHALUCE ONDARROA.

Las conserveras de Berriatua están participando en una iniciativa de carácter medioambiental que tiene como objetivo contribuir a mejorar la calidad ecológica de las aguas del río Artibai, según informan las investigadoras de AZTI, Monica Gutierrez y Susana Etxebarria, expertas en procesos alimentarios, eficientes y sostenibles.

Las empresas Conservas Aguirreoa, S.A., Conservas Güenaga, S.A., Hermanos Echevarria Idoeta, S.A. y Conservas Marino Martinez de Luco Marmar, S.A. son parte activa del proyecto Life Vertalim,inanciado por la UE, y cuyo coordinador es el Consorcio e Aguas de Bizkaia, como entidad gestora del agua en la comarca. Además, completan el consorcio del proyecto los centros tecnológicos AZTI y CEIT IK4.

Uno de los objetivos principales del proyecto es mejorar la sostenibilidad y la eficiencia de los procesos productivos de estas 4 empresas de conserva de pescado, y para ello en la primera fase del proyecto, AZTI ha desarrollado planes de ecoeficiencia a medida para cada una de ellas. «Con la implantación de dichos planes ecoeficientes se han identificado oportunidades de mejora en los consumos de agua, la optimización del uso de materias primas, minimización en la generación de vertidos y residuos así como en la valorización de subproductos.

La implantación de estas medidas de mejora ha contribuido a minimizar y a mejorar la calidad del vertido de las conserveras para su posterior integración en la red de saneamiento urbana de Berriatua», señalan las investigadoras de AZTI.

Todo ello parte del año 2016 cuanbdo Consorcio de Aguas conectó el saneamiento de Berriatua con la EDAR de Galtzuaran ubicada en Ondarroa. Un año más tarde, las empresas participantes en el proyecto han realizado importantes inversiones de entre 100.000 y 150.000 euros para la instalación de plantas individualizadas de tratamiento para la pre-depuración de sus vertidos y así, poder incorporarlos a la red de saneamiento urbana existente. A lo largo de este año, el proyecto Life Vertalim se encuentra inmerso en el segundo gran reto de los establecidos en su hoja de ruta, que consiste en la integración segura de los vertidos industriales del sector de la conserva de túnidos (las 4 participantes y Conservas Ortiz en Ondarroa) en la red de saneamiento para que tenga el menor impacto posible en la calidad del vertido final de la depuradora para preservar el ecosistema marino de la zona de acantilados próxima al punto de vertido de la planta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos