Concluyen unas fiestas pasadas por agua

Olentzero visita la Residencia San Miguel./
Olentzero visita la Residencia San Miguel.

Finalmente se tuvo que suspender la cabalgata de los Reyes Magos

GORRITIBEREA MUTRIKU.

Aunque no todos estaban de acuerdo, finalmente se tuvo que suspender la cabalgata de los Reyes Magos, algo que no ocurría en las últimas décadas, y se tuvo que activar el segundo plan que no desmereció en absoluto al plan original.

El fuerte aguacero registrado justo al inicio de la cabalgata y en previsión de los daños que podría causar sobre todo en los instrumentos musicales de los diferentes grupos, dio origen a la orden de suspender las tres rutas de los tres magos y consecuentemente el público se agolpó en la plaza Txurruka a la espera de la llegada de los tres magos que llegaron en coche para alegría de los más pequeños, que ni se lo creían.

Tras bajar de los coches, subieron hasta el balcón del Ayuntamiento desde el que saludaron y lanzaron los caramelos incluso con más fuerza que el fuerte aguacero, para posteriormente situarse en los bajos del Ayuntamiento para recibir la visita de los más pequeños. Una actividad que concluyeron una hora larga después de situarse el frente de cada una de las largas filas.

Visita a San Miguel

La visita a la residencia San Miguel es otro de los momentos más propios de las fiestas navideñas, una estampa donde se reúnen los más pequeños con los más longevos y ambos con la misma ilusión. Quizás la visita de Olentzero al que acompañaban toda una chavalería, fue aún más visible, pero la visita del rey Melchor acompañado de sus pajes, tampoco desmereció en absoluto.

Festivales de altura

Una de las citas que no pasó desapercibida fue el tradicional festival de los alumnos tanto del colegio san Miguel como de la ikastola Goizeko Izarra. Hay que subrayar la labor que realizan, no solamente los alumnos, sino los propios profesores que se involucraron totalmente para realizar una puesta en escena ciertamente espectacular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos