El cierre de la pesca de sardina para 2018 crea un grave perjuicio para los agentes del puerto

ALBERTO ECHALUCE ONDARROA.

El cierre de la pesaca de sardina para el 2018 creará un grave perjuicio para la flota, según na expresado el presidente de la Cofradía de Ondarroa. Según los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES), «la sardina no se encuentra en buen estado siendo recomendable su cierre para su recuperación», tal como se hizo con la anchoa hace unos años. No obstante, Aranzamendi es partidario de establecer cuotas límite por día y barco antes de «prohibir por completo» las capturas. Aranzamendi calcula que «entre el 15 y el 20%» de la campaña anual vasca depende de la sardina y, en menor medida, el verdel.

Hay que tener en cuenta que la flota de marzo a junio captura anchoa, y de julio a octubre, se centran en el bonito. No obstante, los barcos de bajura dependen en gran medida de chicharro, verdel y sardina para poder completar el año. Por ello, tras las campañas de anchoa o bonito, su cierre afectaría al resultado como mínimo del 15%, que aproximadamente sería del 20», si se le suma el verdel, ha expresado.

Aranzamendi ha señalado, asimismo, que su precio se ha revalorizado en los últimos años, lo que agravaría el impacto económico para la flota de bajura que se dedica a su captura. «Antes, la sardina apenas tenía valor, pero ahora se ha revalorizado mucho, tanto para fábrica como para fresco, pero sobre todo para fábrica y se está quedando una costera bastante 'golosa' en cuanto a precio», ha indicado.

El responsable de la cofradía ha afirmado no entender la necesidad de ir a un parón absoluto y a un cierre de la pesquería de sardina que el (ICES) aconseja a la Comisión Europea que sea para, como mínimo, 15 años, debido a su escasez en aguas del Cantábrico y el Atlántico. «Si se hubieran quejado los pescadores como hicieron en su día con la anchoa, que no había y se decidió cerrar por cinco años, igual lo entendería, pero, de momento, los pescadores no nos han expresado ninguna queja hasta ahora y no sé a qué viene porque esta pesquería anda bien. Los primeros que se quejarían si no hubiese pescado serían los mismos pescadores, sin duda», ha expresado.

Parón hasta febrero

Aranzamendi se ha preguntado, «una vez que cierras la campaña del bonito en octubre, si nos cierran la de la sardina, ¿qué hacen los pescadores hasta febrero, que empieza el verdel?».

Fotos

Vídeos