El Centro de Día va tomando forma dentro del edificio gerontológico de San Miguel

La rampa de acceso y del espacio habilitado bajo la terraza y el plano donde se recoge cómo quedarán las obras. /  GORRITIBEREA
La rampa de acceso y del espacio habilitado bajo la terraza y el plano donde se recoge cómo quedarán las obras. / GORRITIBEREA

Actualmente se está acometiendo la climatización y la red eléctrica

GORRITIBEREA MUTRIKU.

Cuando se cumplen cinco meses desde el inicio de las obras de construcción del demandado Centro de Día dentro del complejo gerontológico de San Miguel, las obras marchan a buen ritmo y en la actualidad se puede ver cómo quedará el nuevo servicio. La obra más importante ha consistido en habilitar el nuevo acceso en el ala izquierda del edificio, acceso que ha tenido que materializarse dentro de los parámetros de pendiente exigida para el transporte de personas en sillas de ruedas.

Además se ha logrado bajo la nueva terraza, el espacio donde se instalarán el archivo que tendrá una superficie de 9,75 metros cuadrados, las oficinas, el despacho profesional para atender a los usuarios al que se le añadirá otro despacho más.

Hay que recordar que el Centro de Día contará con un total de 210 metros cuadrados dedicados a un máximo de 15 plazas, pero además contará con una zona ajardinada de 20,65 metros cuadrados donde habrá espacio suficiente para colocar dos arboles que bien podrían ser similares a las palmeras que representaban todo un emblema del centro.

Hay que subrayar igualmente el arduo trabajo desarrollado por los arquitectos Edorta Manzanedo y Emilio Varela, auténticos valedores del centro donde han logrado espacio donde no la había y además dentro de un espacio integral donde a las 15 plazas hay que sumarle las 48 habilitados para los residentes, por lo tanto un total de 63 plazas que sin duda es uno de los baluartes más importantes con los que cuenta Mutriku.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos