Ayuntamiento y Aurrera analizan las posibles mejoras en Zaldupe

El equipo rojillo podrá disponer de hasta 600.000 euros por el pase de Iñigo Martínez de la Real al Athletic

A.E. ONDARROA.

El Ayuntamiento y el Aurrera de Ondarroa han mantenido un primer contacto para estudiar las mejoras urgentes que requiere el campo de Zaldupe, una vez que las arcas de la entidad rojilla recibirán una inyecciópn económica importante con el traspaso del ondarrutarra Iñigo Martínez de la Real al Athletic. Finalmente, serán 600.000 euros menos una cantidad que descontará Hacienda, y no 300.000 como publicamos ayer, por los derechos de formación del central de Ondarroa. El presidente del Aurrera, Eladino González, explicó que con ese dinero se va a «tratar de consolidar el club en el próximo futuro, una vez que estamos a las puertas de cumplir el centenario, dentro de tres años».

Como primera medida, se va a mejorar los vestuarios y dependencias de Zaldupe, propiedad del Ayuntamiento, uno de los aspectos que más urge en estos momentos. Este montante que recoge el Aurrera de la operación vendrá bien al cuadro rojillo para afontar sus necesidades inminentes, en infraestructuras, «pero no se va a realizar ningún gasto en reforzar la plantilla».

En principio, según manifestó el presidente del equipo de Zaldupe, «no contemplamos hacer fichajes para reforzar la plantilla. El Aurrera tiene que valerse de sí mismo y lo que tratamos es de conseguir que ese dinero sirva para consolidarnos como club y tratar de hacer una mejor cantera que nutra de jugadores al primer equipo», señala Eladino.

Cabe recordar que el Athletic de Bilbao abonó una cláusula de 32 millones por la contratación de Martínez, y rubricó un acuerdo con el central ondarrutarra, de 26 años, por cinco temporadas a razón de cinco millones anuales netos por año.

Reforma del campo

El Aurrera tuvo que afrontar la reforma del campo de Zaldupe a lo largo de los años 2012 y principio 2013, lo que supuso jugar en las instalaciones de Barroeta, en Markina.

En este momento, la entidad rojilla cuenta con unos ingresos que «han caído como el gordo de Navidad» para afrontar cuestiones urgentes, una vez que las arcas municipales se encuentran muy mermadas por las inversiones y créditos contraídos por las obras de estabilización de la ladera de Kamiñalde.

Aquellos trabajos consistieron en la construcción de un campo de hierba artificial en Zaldupe, así como nuevas conducciones de electricidad y el suministro de agua a unos vestuarios provisionales de Zaldupe.

También, se produjo el imponderable de la salida de la adjudicataria que llevaba a cabo la obra civil, en octubre del 2012, y después sustituida por la subcontrata, Inielsa, que se se encargó de poner término a los trabajos y de finalizarlos en su totalidad, hecho que produjo un alivio en las filas del Aurrera y en el propio Ayuntamiento.

No obstante, no se pudo afrontar la construcción de unos vestuarios acordes que ahora sí se podrán materializar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos