Los armadores solicitan que se mantenga «la estabilidad pesquera»

Tratan de reducir los recortes de merluza que proponía la Comisión Europea

A.E. ONDARROA.

Los armadores de Ondarroa que apoyan los postulados de Cepesca solicitan a la Unión Europea que asegure «la estabilidad del sector pesquero europeo en la asignación de TAC y cuotas de pesca para 2018», las cuales se decidirán hoy en la reunión del Consejo de Ministros europeo. A juicio de la organización empresarial, «la UE debe tener en cuenta la consecución de los objetivos sociales, económicos y de empleo del sector y no 'obsesionarse' por la sostenibilidad medioambiental inmediata», tal y como, a juicio de Cepesca, parece su única prioridad.

A este respecto, la patronal recuerda que el objetivo de la Política Pesquera Común (PPC) es compaginar todos estos factores, además de asegurar el suministro de alimentos del mar a la población europea. Cepesca, que aboga por conseguir el Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) de las poblaciones de peces en 2020, recuerda que en los últimos años las medidas de gestión adoptadas han ocasionado un descenso considerable del esfuerzo pesquero y de la mortalidad por pesca, lo que ha permitido recuperar la biomasa de las poblaciones. Cabe recordar, que, según la propia Comisión Europea, ahora 44 poblaciones se pescan a nivel de RMS, frente a las cinco de 2009.

La propuesta de la CE aboga por incrementar o mantener las cuotas de 53 poblaciones y reducirlas para 25. Entre las primeras, destacan el incremento del 21% de las del jurel del Cantábrico-Noroeste, un 20% para las de gallo en el Cantábrico-Noroeste y el Golfo de Cádiz, un crecimiento del 6% del lenguado del Golfo de Vizcaya y el mantenimiento de las de abadejo y merlán del Golfo de Vizcaya.

Por lo que se refiere a las propuestas de bajadas, Cepesca llama la atención sobre las que afectarían a las aguas ibéricas: una reducción del 30% de la merluza sur del Cantábrico-Noroeste y Golfo de Cádiz, un 24% para el jurel del Golfo de Cádiz, un 12% para el rape del Golfo de Vizcaya, así como un 2% en Cantábrico-Noroeste y Golfo de Cádiz, y un 10% para el gallo del Golfo de Vizcaya. Por lo que se refiere a Gran Sol, la CE defiende una bajada del 19% de la merluza norte, un 12% del rape norte, un 10% del gallo norte y un 5% para la maruca azul. Cepesca apunta, además, que estas propuestas no tienen en cuenta aún los top-ups, es decir las cuotas destinadas a cubrir la aplicación de la obligación de desembarque.

Para los armadores la propuesta de la CE tiene en cuenta sólo uno de los escenarios planteados por los científicos del ICES para conseguir el RMS en 2018, e incluso, apunta, va más allá en algunos casos, como el de la merluza norte, al proponer una reducción del 19%, frente al 7% de los científicos, o el del rape, con una propuesta de bajada del 12%, frente a la recomendación científica de mantener las cuotas actuales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos