Los amarres de los dos pantalanes se han completado por primera vez

El puerto deportivo se encuentra de moda.
El puerto deportivo se encuentra de moda. / GORRITIBEREA

La pasada semana amarró en Mutriku el velero noruego 'Christiania'

GORRITIBEREA MUTRIKU.

Los dos pantalanes para amarre de embarcaciones con que cuenta el puerto de Mutriku se completaron el pasado miércoles 2 de agosto con la llegada de un total de 22 embarcaciones entre veleros y barcos cabinados. Según datos recabados en EKP, Euskal Kirol Portuak, hasta el momento se estima que el número de embarcaciones que han amarrado en el puerto deportivo de Mutriku ha aumentado un 20% respecto al pasado año. La mayoría de los amarres proceden de Francia, hasta un 85% del total de amarrados, donde se incluyen también los veleros procedentes de Hendaia. El resto lo completan las embarcaciones inglesas, holandesas, del País Vasco y algún cántabro.

Entre los que acuden a resguardarse a Mutriku, se encuentran distintas embarcaciones que repiten, e incluso los que se llevan toda una sorpresa por lo acaecido el pasado invierno en el museo Bentalekua y que conllevo que el restaurante también quedará inservible.

Cada una de las embarcaciones cuenta con toda una historia fruto de su navegación y sobre todo del estado de la mar, pero hay circunstancias subrayables como la llegada la pasada semana del velero noruego 'Christiania' botado el año 1895, con una eslora de 14 metros y con una tripulación de 8 miembros y que ha participado recientemente en un acto de preservación de la biodiversidad con el transporte de antiguas semillas de cereal entre Oslo y Estambul. Señalar por último que si el pasado miércoles arribaron 22 embarcaciones, más los 24 bateles que participaban en la 25ª edición de la Trophée Teink, el sábado arribaron un total de 17 embarcaciones.

Fotos

Vídeos