Alarma por la crecida del agua

El caudal del Kilimon a punto de salir. /  ZABALA
El caudal del Kilimon a punto de salir. / ZABALA

AMAGOIA ZABALA MENDARO.

Durante el día de ayer el Ayuntamiento de Mendaro activó el protocolo de inundaciones tras el aviso por fuertes precitipaciones dado por la agencia de meterología. Durante la mañana, operarios municipales colocaron vallas en la calle Garagartza para evitar que se aparcaran coches en la zona, informando a la población sobre el riesgo existentes de inundaciones.

A partir de las 14.00 horas, saltaron todas las alarmas entre los vecinos por una inminente salida del cauce del río Kilimon, ya que el Deba, que traía muchísima cantidad de agua había comenzado a entaponar la salida del Kilimon y ésta comenzó a salir en la parte más baja del barrio, justo debajo de las vías del tren. Nuevamente muchos vecinos del barrio comenzaron a sacar coches y otros enseres de los garajes, pues a esa hora llovía considerablemente y coincidía la pleamar de la tarde.

Afortunadamente hacia las 16.00 horas, el cielo se volvió menos plomizo y cesó la lluvia, rebajando las opciones de que el río volviera a salir de su cauce.

El Ayuntamiento, consciente del problema del barrio y atendiendo a la demanda que un grupo de vecinos realizó en el consistorio para buscar una solución al problema de las inundaciones, ha realizado una serie de obras, añadiendo un plus más a la gran obra de canalización que se realizó hace ya años. Las últimas mejoras, han consistido en colocar un muro a la entrada del paseo fluvial, para que el Deba cuando venga con mucho caudal no pueda entrar en el canal del Kilimon y por otra parte, también se han colocado clapetas al final de la red de alcantarillado.

Cuando el río no puede descargar en el Deba, el agua que lleva comienza a salir primero por el alcantarillado y como ayuda de contención, se han colocado estas válvulas de retención que sí permiten sacar el agua de la red de saneamiento pero no deja que entre dentro de la red, el agua del río.

Sonía García, la alcaldesa del municipio, hizo un rápido balance de las clapetas y afirmó que «éstas sí han funcionado»; evitando en el día de ayer, «una salida de las aguas, a las calles a través de la red de saneamiento tal y como había ocurrido en otras anteriores ocasiones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos