La adjudicación de la lonja está pendiente de unos acuerdos con la Capitanía Marítima

A.E. ONDARROA.

La adjudicación de la lonja de Ondarroa está pendiente de solventar unos acuerdos sobre terrenos de la Capitanía Marítima, dependiente del Ministerio de Fomento. Desde antiguo, el puerto de Ondarroa ha contado con un espacio de vigilancia y control de Capitanía Marítina, junto con unos locales en la Cofradía de Pescadores. Unicamente está pendiente de alcanzar acuerdos en esta dirección, según ha manifestado la Consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras , Arantxa Tapia, para que se lleve a cabo la adjudicación de las obras.

Tapia anunció que destinaría, este año, 20 millones de euros para la construcción de las lonjas de Bermeo y Ondarroa. En principio, el equipamiento ondarrés tiene un coste de 25.099.593, 26 euros, IVA incluido. El inicio de las obras no se ha adelantado, aunque se deberá de postergarlo para los momentos en el que la flota esté en paro biológico, una vez que está contemplado el derribo del edificio de la Cofradía de Bajura.

El proyecto se adjudica en base al Plan General del municipio y al Plan Especial de Puerto. No obstante, desde el ayuntamiento se remitieron una serie de comentarios y correcciones sobre el documento, en cuya adecuación trabajó el Gobierno Vasco.

El Ayuntamiento manifestó asimismo su preocupación por «el impacto visual» que pueden producir la nueva lonja, la nueva plaza peatonal y los espacios públicos y edificios que rodean la nueva lonja. Para la concreción y mejora de todos los aspectos que puedan colaborar en la adecuada inserción urbana y paisajística de este nuevo edificio, se ha elaborado un vídeo que permite tener una imagen fiel y precisa del aspecto final que tendrá la lonja proyectada, y especialmente sobre el acceso en rampa hacia la nueva plaza peatonal desde el entorno del puente de Calatrava, y el remate de la dársena de carga y descarga de camiones hacia la plaza de Itsas Aurre.

Con consenso

En diferentes reuniones, los colectivos y futuros usuarios de la lonja transmitieron sus peticiones también en aras de conformar un proyecto consensuado, una vez que no se quiere perder el tren de los beneficios que traerá contar con una lonja cuyos usuarios llevan varios años a la espera de que el proyecto reciba el empujón definitivo, una vez que trabajan en unas condiciones que rompen la cadena de frío.

Las nuevas instalaciones responden a la necesidad de dotar a las capturas de pescado de un espacio refrigerado que garantice la calidad del producto. De esta manera, se ha diseñado la lonja con un marcado carácter funcional para la primera manipulación del género desde que llega a tierra y con una plena adaptación al entorno urbano. También se habilita un espacio libre en la parte superior integrado al resto del área urbana,en el que se ha eliminado todo impacto visual desde Itxas Aurre, uno de los aspectos que más han preocupado a la Corporación municipal. No obstante, la presencia cada año de más barcos de otras comunidades autónomas que descargan sus especies en el puerto impiden que el trabajo de los comercializadores seá el más indicado para estos tiempos. Además, todos los puertos se han dotado de unas lonjas modernas menos Ondarroa, que sigue contando con infraestructuras tercermundistas que perjudican el desarrollo del puerto. Y eso que Ondarroa atrae a un importante número de barcos de Galicia y de otros puertos europeos, una vez que son muchas las empresas de comercialización que se han perpetuado en el tiempo, aunque la reducción de su flota, en los últimos 40 años ha sido alarmante, motivada por las restricciones impuestas por la adhesión española a la UE, que ha requerido cumplimentar una amplia reglamentación comunitaria.

Fotos

Vídeos