Diario Vasco

El partido suspendido el sábado terminó el martes con derrota para el Aurrera

  • Los de Ondarroa tenían que haber sacado más rédito a un encuentro en el que contaron con dos ocasiones claras para haber marcado

El Aurrera salió derrotado el martes por la noche, del encuentro suspendido el sábado, por la presencia de hielo, en Zaldupe, frente al Getxo, un 0-1, un serio traspiés porque los getxotarras eran un rival del nivel de los rojillos.

Se eligió el martes por la noche para no aplazar más tiempo el encuentro, pero los de Plaza no supieron aprovechar las oportunidades que dispusieron para adelantarse en el marcador. Eso sí, pese a la hora tan tardía, y con un día tan desapacible, Zaldupe contó con una buena presencia de su fiel afición.

Los de Getxo aprovecharon un rechace que dejó el balón libre, a un delantero sin oposición, para marcar. Ambos equipos no hicieron gran fútbol, pero los ondarreses contaron con dos ocasiones clarísimas, muy difíciles de fallar, que al no ser aprovechadas imposibilitaron puntuar en un partido crucial. Por ello, si no se acierta es difícil sacar rédito a los encuentros, aunque el resultado es totalmente injusto por lo que se vió en el campo.

Ahora, los de Ondarroa se enfrentan el sábado Alavés B, el líder de la categoría, pero los hombres de Plaza piensan afrontar el encuentro «como un reto». Los ondarreses bajan al puesto 16 con 22 puntos, empatados con el Amurrio. No obstante, la derrota y victoria del Getxo hace a estos últimos contar con 23 puntos situándose en el puesto 13. De ganar el Aurrera, con tres puntos más, 25 puntos, se hubiera colocado en mitad de la tabla.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate