Diario Vasco

Los arrantzales, decepcionados por las cuotas de bonito y atún

  • Pese a que los científicos mantenían que los recursos habían mejorado seguirán igual los topes de captura

Los arrantzales han mostrado su decepción por los resultados de la última reunión del Consejo Científico del Atún Atlántico, en Portugal, en el que se han establecido los topes de captura del atún rojo y del bonito. Tras una semana de reuniones, las cuotas de atún rojo y bonito se mantendrán igual para los barcos vascos, pese a que existían perspectivas favorables de elevarse por lo menos, la segunda especie, en vista de los estudios científicos que se habían realizado que recomendaban elevar el total de capturas. Pese a ello «todo sigue igual», señalaban desde las Cofradías de Bizkaia.

En el caso del atún rojo, aunque se esperaba un aumento desde las 23.155 toneladas actuales hasta las 30.000, que podía suponer más cuota para los pescadores, al final se mantiene en el mismo nivel en el 2017 que en el 2016, pese a que los científicos habían constado la recuperación de la especie. Según estos últimos, la biomasa o población del stock de atún rojo había aumentado un 17% y la mortalidad por pesca había descendido un 8%. A España le corresponderán solamente 3.534,43 toneladas. Para los 48 barcos vascos que tienen permisos para la especie se disponen de 825 toneladas, cerca de 17.200 kilos por embarcación.

En relación al atún blanco del Atlántico Norte (bonito del Norte), había dos propuestas. La primera era de la UE y proponía un TAC para 2017 y 2018 de 28.000 toneladas y para años posteriores 30.000, en tanto que la segunda procede de Estados Unidos, que sugirió un TAC de 28.000 toneladas para 2017 con un proceso de revisión para años posteriores. Al final el cupo correspondiente a España alcanza las 15.000 toneladas, en el 2017, con el mismo nivel que este año. Francia dispone de 4.500 e Irlanda de 2.500, de acuerdo con el reglamento europeo que establece las posibilidades de pesca para el 2016.

Malestar arrantzale

Entre los pescadores existía malestar porque no se había revisado al alza los TAC de atún rojo y atún blanco. «Ambas especies están en una situación biológica que permiten margen de incremento de las cuotas sin poner en peligro su sostenibilidad. Una vez más, cuando se trata de subir las cuotas, las partes contratantes de ICCAT utilizan otro rasero diferente al que utilizan cuando quieren bajarlas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate