Diario Vasco

La Hacienda de Bizkaia lleva a cabo inspecciones en la lonja sobre la compraventa de pescado

  • Ha sido la primera vez que se ha llevado a cabo una acción coordinada entre diferentes entidades fiscales

La Hacienda de Bizkaia ha llevado a cabo una operación de inspección en las lonjas de los puertos pesqueros de Ondarroa y Bermeo tras detectar irregularidades el un circuito de comercialización de pescado fresco en dinero B, que abarca toda la cadena, del armador al consumidor final.

En un comunicado, la Hacienda vizcaína ha informado de que con esta operación se trata de determinar el alcance de los circuitos de compraventa de pescado que quedan ocultos al fisco y que se inician con la primera venta en las lonjas de pescado.

Para ello, inspectores, subinspectores, agentes fiscales y miembros de la unidad de auditoría informática ha recabado documentación en las lonjas de los puertos vizcaínos de Ondarroa, y Bermeo, que ejercen de intermediarias en las ventas de armadores a mayoristas.

Con la información obtenida acerca de las especies capturadas, pesajes y precios de venta en lonja se realizarán inspecciones a armadores, mayoristas de pescado y a las propias lonjas para determinar si ocultan parte de sus beneficios a la Hacienda Foral. El fisco vizcaíno ha precisado que con el acceso a tales documentos podrán detectarse las diferencias con las facturas emitidas por las ventas realizadas. Ha señalado que las intervenciones en estas dos lonjas están motivadas por los «indicios de la existencia de ventas en 'negro' descubiertas por funcionarios de la Hacienda Foral en actuaciones de información realizadas en el último año y por las conclusiones de inspecciones fiscales previas en las que se ha comprobado la existencia de un circuito de compraventa de pescado que se oculta a la Hacienda Foral».

Ese circuito se iniciaría con la primera venta, del armador al mayorista con la intermediación de la lonja de pescado, y continuaría hasta el consumidor final, entre los cuales están establecimientos de hostelería, «tal y como ha quedado acreditado en diversas inspecciones realizadas a este tipo de negocios, donde se realizaban compras de pescado en B».

La Hacienda vizcaína ha detallado que la operación se ha llevado a cabo en coordinación con la Hacienda Foral de Gipuzkoa y con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), que simultáneamente han registrado otras lonjas de pescado en sus respectivos ámbitos de actuación.

Esta es la primera ocasión en que la Hacienda Foral de Bizkaia lleva a cabo una operación contra el fraude de forma simultánea y coordinada con otras administraciones, lo que «refuerza la vía iniciada hace tiempo de estrechar la colaboración para mejorar los resultados de la lucha contra la evasión fiscal», según la Diputación vizcaína.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate