Diario Vasco

El tramo del Camino de Santiago entre Madari e Itxaspe, por carretera, ya es más seguro

Parte del tramo que ha sido protegido.
Parte del tramo que ha sido protegido. / ANDER SALEGI
  • Se ha habilitado un paso peatonal protegido y renovado la señalización

El Departamento de Infraestructuras Viarias de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha finalizado hace un par de semanas las obras de mejora de la seguridad peatonal de un tramo del Camino de Santiago del Norte a su paso entre los barrios Madari e Itxaspe.

El peregrino, después de dejar el barrio de Elorriaga, deja de lado las líneas rojas y blancas del GR-121 que le acompañaban y sigue por la carretera para bajar hasta el valle toparse con la N-634 a la altura del kilometro 43,5. La cruza y se topa enfrente con el camino de 'Sagardotegiak', en corto, pero durísimo ascenso. Cuando la cuesta remite, gira a la derecha por el camino Zubelzu Zar. Ésta es una pista hormigonada que vuelve a bajar, pero no conviene hacerlo demasiado deprisa, ya que 450 metros después, y antes de un caserío blanco que se ve abajo, hay que estar atentos y tomar una pista a la derecha. Por ella vas a dar a la N-634 en el kilometro 36, en un lugar conocido como Santuaran.

Desde este lugar, durante 370 metros, el peregrino debía de transitar por la nacional, con todo el peligro que supone compartir la andadura con el trafico que transcurre por ese tramo. Por esa razón, en ese lugar han adecuado unos sistemas de contención (de 1,5 metros de ancho), una isleta en el punto de la carretera donde los peregrinos tienen donde cruzar, y una nueva señalización que limita la velocidad en la zona a 50 kilómetros por hora. Estas mejoras han supuesto minimizar los riesgos a los que estaban expuestos, peregrinos. viandantes. etc.

El proyecto ha sido llevado a cabo por la empresa Urbycolan en el plazo establecido de dos meses.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate