Diario Vasco

Arnaitz Burgoa regresa hoy a Ondarroa tras lograr la plaza para el Ironman de Hawai

Arnaitz Burgoa en el tramo de bici del Ironman de Florida.
Arnaitz Burgoa en el tramo de bici del Ironman de Florida.
  • Ha sido séptimo en la prueba de Florida, cuarto de su categoría, lo que le da el pasaporte para la prestigiosa prueba que se disputará en octubre de 2017

El atleta ondarrés Arnaitz Burgoa podrá competir el próximo año en el prestigioso Ironman de Hawai, después de su magnífico papel en la prueba disputada en Florida (EE UU), donde acabó cuarto de su categoría (séptimo de la general). Solo los cinco primeros de su categoría lograban el pasaporte para participar en la dura prueba de Hawai, que se disputará en octubre de 2017 y Burgoa fue uno de ellos. Su tiempo final en Florida fue de 9 horas 10 minutos.

La prueba, en la que participaron 2.500 atletas, fue ganada por el estadounidense Jack McAfee seguido de su compatriota Tim Hola. En tercera posición llegó el chileno Eduardo Della Maggiora. En el puesto 25 se clasificó el azpeitiarra, Asier Oyarzabal.

Desde Miami, a pocas horas de su regreso a casa, Burgoa mostraba ayer su satisfacción por el buen puesto cosechado, aunque no consiguió batir su récord de las 9 horas y 8 minutos que hizo hace unos años en Frankfurt.

Burgoa tiene previsto regresar hoy a casa, después de haber vivido de pleno las elecciones norteamericanas, y tras disfrutar del juego de la pelota y cesta que unos amigos vascos disputaban en el frontón de Miami.

Su séptimo puesto en el Ironman de Florida fue conseguido después de haber batallado duramente en las aguas en el Golfo de México. «En la primera vuelta, la mar estaba muy movida y no pude encontrar las boyas del recorrido. Esto me despistó un poco. En la segunda vuelta estuve mejor». Burgoa finalizó la parte de natación (3,8 kilómetros) en una hora y 21 minutos. Después vino la prueba de bicicleta, «muy dura también por el viento reinante». Necesitó 4 horas y 44 minutos para completar los 180 kilómetros de recorrido.

Después llegaría la prueba de maratón, 41 kilómetros y 195 metros, con calor, que teminó en 3 horas y 15 minutos. «Los últimos 8 kilómetros fueron durísimos», señala Burgoa, armador de la empresa Lagun Talde, del puerto ondarrés. El atleta local llegó a meta a 21 minutos y 53 segundos del ganador McAfee.

Rigurosa preparación

El ondarrutarra ha llevado a cabo una extensa preparación, con objeto de completar una buena clasificación. «Entreno alternando sesiones cortas con otras largas. combinando un deporte con otro. Los sábados descanso. Un día hago natación, otro tierra», explica el atleta. No le gusta competir en las puebas que se celebran en nuestro ámbito. «Únicamente, ha participado en cinco pruebas, de las cuales dos son medio ironmans. Me gusta llegar fresco a la prueba cumbre que se celebra todos los años».

Su próximo reto será ahora el duro Ironman de Hawail.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate