Diario Vasco

Ángel Basterretxea, una gran persona comprometida con Mendaro

La última misa que Ángel Basterretxea oficiará hoy a partir de las 12.00 horas en la iglesia de Azpilgoeta será la manera de cerrar oficialmente el trabajo religioso que durante 50 años ha ejercido, primero como capellán de las madres Agustinas y después como párroco de Mendaro. La afluencia de gente que acuda a despedirlo se espera sea grande porque Ángel es una persona que se ha ganado el cariño del pueblo y de sus gentes.

Basterretxea ha equilibrado a la perfección su oficio religioso con el trabajo diario de ser una persona coherente en sus principios. Para muchas personas de Mendaro, Ángel Basterretxea, es Donangel o simplemente Donal, una persona cercana al pueblo y a las gentes de la villa. Desde que este mutrikuarra vino por vez primera a Mendaro en el año 1966 entendió que para ser uno más tenía que ser humilde y cercano. Se implicó de manera activa en la vida de Mendaro y fue junto a otras muchas personas, un miembro muy activo de Gurutzpe trabajando desde aquella entidad pro y para Mendaro; de hecho trabajó activamente en lograr que Mendaro fuera un municipio independiente y siempre ha sido una persona muy comprometida con la cultura y la lengua vasca.

Pero además del trabajo descrito, también ha realizado otras tareas sociales no menos importantes, como la creación del primer local para que los jóvenes de Mendaro tuvieran un espacio de ocio y encuentro y la organización de un grupo de trabajo con jóvenes desempleados a mediados de los 80, época en la que se vivía una gran crisis económica y social... muchas son las acciones y labor social que como persona comprometida con todas las personas ha desarrollado. Desde estas líneas queremos agradecer todo el trabajo que Ángel ha desarrollado en nuestro municipio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate