Diario Vasco

«Hay muchos euskaldunes pasivos en Soraluze», señala Arrate Gisasola

Arrate Gisasola, durante la presentación.
Arrate Gisasola, durante la presentación. / ISASTI

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Bajo el título 'Progenitores casi euskaldunes y euskera', la ponente Arrate Gisasola presentó el jueves las conclusiones del estudio realizado en Soraluze sobre lo que piensan acerca del euskera y la forma en la que pueden contruibuir a su normalización los padres y madres que entienden euskera y no lo hablan o lo hablan con dificultad.

El punto de partida del estudio fue una doble preocupación, «por una parte una preocupación personal como progenitora y por otra, la preocupación colectiva existente por el hecho de que los niños y jóvenes de Soraluze apenas utilizan el euskera en la calle», explicó. En cuanto al método de trabajo utilizado, se basó principalmente en grupos de discusión.

Gisasola hizo hincapié «en el gran número de casi euskaldunes o euskaldunes pasivos que hay en Soraluze y la cantidad de conversaciones bilingües que ello genera». La ponente estableció la necesidad de activar a estos vascoparlantes pasivos, sobre todo a aquéllos que son padres o están en edad de serlo.

Una de las conclusiones del estudio es que en el futuro estos casi euskaldunes serán bilingües. Y se puso de manifiesto el hecho de que, debido a la tendencia general a calificar y catalogar, sólo hablamos de vascoparlantes o castellanoparlantes, olvidando que en medio de ambos grupos hay muchos otros, dependiendo de su nivel de euskera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate