Diario Vasco

Las nuevas ordenanzas fiscales, aprobadas gracias al voto de calidad del alcalde

Detalle de los contenedores soterrados, que en contadas ocasiones se encuentran en éste estado.
Detalle de los contenedores soterrados, que en contadas ocasiones se encuentran en éste estado. / GORRITIBEREA
  • En diciembre entrará en vigor el quinto contenedor

En el transcurso del pleno ordinario celebrado el pasado jueves y que se prolongó por espacio de dos horas y cuarto, se aprobaron las nuevas ordenanzas municipales gracias al voto de calidad del alcalde, dado que se produjo un empate a seis entre el EAJ-PNV que ostenta la alcaldía y que votó a favor, mientras que el grupo EH Bildu votó en contra, y el único concejal de B+I se abstuvo.

La mayoría de las ordenanzas no tendrán variación respecto al presente año, a excepción de la plusvalía del suelo que se rebajará del 15% al 10% para el próximo año para equiparar así el incremento del valor catastral que aplicará la Diputación Foral y a la que la corporación aplicará a su vez un coeficiente del 0,226 para viviendas y del 0,597 para las empresas.

Se actualizaron los importes que se cobran por el servicio de fotocopia, la petición del uso del sonómetro que se cobrará 60 euros o la tenencia de perros peligrosos que costará también 60 euros o la tarjeta para el aparcamiento en Fondaberri que se cobrará 5 euros. En todos estos conceptos el acuerdo fue unánime.

No ocurrió lo mismo cuando se abordó el incremento del 13% en la tasa de basuras. En el apartado dedicado a la recogida en baja que gestiona la Mancomunidad de Servicios de Debabarrena y que aplicará al Ayuntamiento de Mutriku un 5,97% de incremento, todos estaban de acuerdo. En este apartado se introducen regularizaciones y nuevos servicios, por ejemplo el incremento del 2,2% en el sueldo de los trabajadores, la inclusión de la tarjeta magnética para el quinto contenedor que se instalará definitivamente el próximo mes de diciembre o el incremento de la recogida tanto del papel-cartón así como el vidrio y el plástico en un 40% respecto a la recogida actual, y ello motivado por el mayor grado de concienciación en cuanto al reciclaje.

La fricción con el GHK

El punto de desacuerdo llego cuando dentro del mismo capítulo del 13% de incremento, se introdujo la subida del 7,03% en concepto de tratamiento de las basuras en alta y su traslado a Meruelo en Cantabria. Ahí EH Bildu ofreció la abstención a cambio de negociar la aplicación del incremento en dos anualidades, a pesar de no estar de acuerdo con la filosofía aplicada por Gipuzkoako Hondakinen Kontsorzioa, su viabilidad y el aspecto social de la población, pero mientras B+I valoraba positivamente la oferta, el grupo en el gobierno se aferraba a que ese porcentaje se debió de aplicar el pasado mes de junio, y tras un largo debate, finalmente se procedió a la votación.

Modificación de creditos

Otro de los puntos de desacuerdo fue la transferencia y la modificación de créditos a causa del transporte y tratamiento que realiza el GHK, de lo que la empresa adjudicataria por parte de la Diputación, Serbitzu Elkartea, S.L. recoge en las playas mutrikuarras y fundamentalmente en Hondar Beltz y que las sufraga el consistorio de Mutriku.

La partida contemplada en los presupuestos municipales del presente año ascendía a 15.000 euros pero dado que el déficit en la actualidad asciende ya a 19.000 euros, se aprobó la transferencia de un total de 25.500 euros provenientes de otras partidas y 12.000 euros más en concepto de modificación de créditos y que se toman del remanente del pasado ejercicio. Estos dos puntos fueron aprobados con los votos del EAJ-PNV y de B+I mientras que EH Bildu voto en contra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate