Diario Vasco

La calle Serafín Achotegui se llamará oficialmente Txurruken

  • «No tiene sentido que una calle de nuestro pueblo lleve el nombre de un defensor del franquismo», dicen los vecinos

El pleno celebrado por el consistorio el jueves aprobó por unanimidad que la calle Serafín Achotegui pase a llamarse oficialmente Txurruken, nombre por el que se le conoce desde siempre. Un grupo de vecinos de esta calle, «sabedores de que el nombre está directamente relacionado con la dictadura de Franco», solicitó el cambio. En aquella época, el Ayuntamiento designado por los golpistas cambió el nombre de varias calles de Soraluze. A sí, la plaza Vieja pasó a llamarse plaza de Navarra, la plaza Nueva se convirtió en plaza Tercio de Montejurra, Kalebarren pasó a Mártires de Arrate y Elizburu a 22 de septiembre. Todas ellas han recuperado su nombre original excepto Txurruken.

Serafín Achotegui nació en Soraluze en 1900. Vivía en la calle Etxaburueta y era propietario de la empresa Sacia (Serafin Achotegui y Cía). Durante la Guerra Civil fue presidente del Círculo Carlista en el pueblo. Apoyó el alzamiento franquista y fue apresado por los milicianos, a manos de los cuales murió fusilado en Arrate en 1936. En la década de los 50, varias empresas de Soraluze, entre ellas Sacia, compraron terrenos en Txurruken para construir viviendas para los obreros y a ese bloque de viviendas se le llamó Serafín Achotegui con la conformidad del Ayuntamiento. Serafín Achotegui estaba casado con una hija de la familia Bandaormaetxea. Este matrimonio tuvo dos hijos; Martín y Gregorio, ambos vinculados a la empresa Sacia. Martín murió hace años y Gregorio falleció recientemente en Donostia.

Por todo ello, el pleno acordó el cambio del nombre. A partir de ahora se abre un plazo por si alguien quisiera presentar alegaciones. Si no hay alegaciones, tras la publicación en el BOG, este nombre quedará para la historia y Txurruken volverá a ser el nombre oficial de la calle.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate