Diario Vasco

La playa de Arrigorri mantiene las certificaciones de calidad

La playa de Arrigorri mantiene las certificaciones ISO de calidad (9001) y ambientales (14001) que ya tenía anteriormente. La sociedad Aenor ha concluido en su inspección anual que el sistema de gestión implantado por la Diputación foral de Bizkaia cumple todos los requisitos para mantener estas certificaciones en el arenal mencionado, según ha informado la institución foral. Estas certificaciones se unen a otras distinciones en diferentes arenales del territorio.

La Diputación vizcaína ha afirmado que la implantación y el desarrollo del sistema de gestión aplicado para lograr y mantener las certificaciones ha incluido la puesta en marcha de programas dirigidos a prestar servicios de mayor calidad y a reducir los impactos medioambientales que sufren los arenales como consecuencia de su uso como espacio de ocio por más de 2 millones de usuarios en Bizkaia.

El objetivo de la Diputación es ahora renovar estas certificaciones de cara a 2018, después de que en septiembre del año pasado se hayan actualizado ciertos requisitos de ambas normas a cumplir para su obtención. Ello obligará a realizar nuevos ajustes para adaptarse a unas exigencias más complejas que las vigentes hasta ahora.

El proceso para la obtención de los Certificados ISO 9001 y 14001 en las playas vizcaínas comenzó en junio de 2001, cuando el entonces Departamento de Medio Ambiente de la Diputación foral de Bizkaia y el de Sanidad del Gobierno Vasco, junto con la Federación Vizcaína de Salvamento y Socorrismo, la Obra Social de BBK y los municipios del litoral vizcaíno, firmaron el Acuerdo Marco para la Gestión y Calidad de las playas de Bizkaia. Para ello se ha utilizado como modelo las normas internacionales UNE-EN ISO9001 de calidad y UNE-EN ISO 14001 de medio ambiente. A diferencia de las banderas azules, que únicamente reconocen el cumplimiento de unos requisitos, la normativa ISO implica una forma de trabajar que persigue la mejora continua en la gestión. La implantación de estos sistemas de gestión se ha traducido en la instalación de paneles solares en las playas como fuente de energía renovable para la megafonía de los servicios de salvamento y socorrismo y ecorreductores en los servicios públicos, fuentes y duchas de las playas para minimizar el consumo de agua. Además, se ha hecho especial hincapié en la adopción de medidas para minimizar la generación de residuos.