Diario Vasco
Una de las fuentes naturales existentes.
Una de las fuentes naturales existentes. / ZABALA

Los beneficios de las aguas ferruginosas

  • El hierro es necesario para la salud y su papel más conocido es la formación de la proteína hemoglobina

El hierro es un elemento común en la superficie de la tierra y a medida que el agua de la lluvia se filtra por el suelo y las piedras, esta puede disolver este mineral y acarrearlo después hacia el agua subterránea, agua que buscará un manantial por donde salir. En Mendaro, más concretamente en Barrio Plaza, junto al río Intxusai, tenemos ejemplos de ello, ya que existen varios lugares donde podemos beber este tipo de agua ferruginosa.

El hierro es necesario para la salud y su papel más conocido es la formación de la proteína hemoglobina, que transporta oxígeno a todas las células del cuerpo, siendo por ello un elemento esencial en la nutrición humana. Además, el hierro rejuvenece la piel, mejorando la apariencia física y estas aguas ferruginosas sirven también como dietas para adelgazar, ya que son tonificantes.

Las reservas bajas de hierro en el cuerpo pueden conducir a la deficiencia de hierro, anemia, hemorragias y fatiga. Además, las mujeres, los ancianos y los niños son los más propensos a esta deficiencia. Desde tiempos antiguos, vecinos del barrio Plaza han conocido los beneficios de estas aguas y por ello, siempre tenían en casa una jarra de estas. Beber diariamente esta agua ayudaba a mediar los síntomas de deficiencia de hierro y mejorar estados carenciales, debilidad y convalecencia, siendo común que las mujeres que habían dado a luz, la bebieran.