Diario Vasco

Que no quede nadie sin poder leer

Libros. El material de lectura fácil se encuentra junto a la zona de hemeroteca.
Libros. El material de lectura fácil se encuentra junto a la zona de hemeroteca. / FÉLIX MORQUECHO
  • La biblioteca acoge este mes una exposición y una charla sobre la 'lectura fácil'. 'Leer, un placer y un derecho' es el título de una actividad que llega a Eibar tras su estreno en Bilbao

Hay muchas voces en el mundo de la cultura que a menudo lanzan mensajes sobre la importancia de leer para personas de todas las edades. Sin embargo, hay un 40% de la población que reconoce no leer nunca o casi nunca. En este grupo hay situaciones particulares de todo tipo, pero no siempre las causas se encuentran en la pereza o en la falta de tiempo. Según Lectura Fácil Euskadi hay un 30% de la población que tiene dificultades a la hora de comprender los textos. Por ese motivo existen libros editados de una forma que permite una lectura más sencilla. Este mes, una exposición servirá para acercar estos formatos a los eibarreses.

La exposición 'Leer, un placer y un derecho', se presentó en la Alhóndiga de Bilbao antes de iniciar una gira que le llevará a San Sebastián, Iurreta, Vitoria y Salvatierra. Antes hará parada en Eibar, segundo enclave de una muestra que se compone de una serie de paneles en euskera y castellano que dan a conocer lo que es la lectura fácil. La exposición se acompaña con un audiovisual que se podrá ver y oír con auriculares. Los elementos que componen la exposición se situarán a la entrada de la biblioteca, junto a la zona de lectura de periódicos. La exposición permanecerá abierta durante dos semanas, del 15 al 26 de septiembre.

Quienes quieran conocer lo que ofrece la lectura fácil tendrán ocasión de acudir también a una charla-presentación a cargo de Blanca Mata Fauri, de Lectura Fácil Euskadi, bajo el título 'La lectura fácil: una herramienta de estímulo a la lectura para colectivos con dificultades lectoras'. Será el miércoles día 17, a las 18.30 horas, en la sala polivalente de la biblioteca de Portalea. Con estas actividades se espera dar mayor difusión a un tipo de libro de lectura que no tiene un público cerrado. El colectivo de personas con dificultad para leer va abarca a los inmigrantes recientes que no tienen un conocimiento suficiente de la lengua, personas con ciertos grados de discapacidad intelectual, ancianos, analfabetos funcionales, etcétera.

El movimiento favorable a la lectura fácil parte de los principios de «democracia lectora e integración social a través de la lectura». Así, se han llegado incluso a formar clubes de lectura fácil, con un funcionamiento similar al que se puede realizar con otro tipo de publicaciones. En función del interés de los usuarios se podría plantear esta opción en Eibar.

Aspectos de forma

Un grupo de profesionales del ámbito de la educación y las bibliotecas, creó en el año 2002 la Asociación Lectura Fácil en Cataluña ante la falta de materiales con los que estimular la lectura en personas adultas con dificultades en dicho ejercicio. Diez años después se puso en marcha una asociación similar a nivel de Euskadi. Los libros de lectura fácil emplean un lenguaje sencillo y a menudo ofrecen explicaciones de algunas palabras. También se fijan en aspectos de forma, como la longitud de las líneas, el interlineado o el tamaño de letra entre otros. Así se ofrece una experiencia más cómoda a aquellas personas a quienes otros libros les suponen un esfuerzo excesivo.