Veinte años de la trinchera

Inauguración. El alcalde Antón Arbulu y el edil Juanjo Sagarna junto al escultor Jorge Oteiza./MICHELENA
Inauguración. El alcalde Antón Arbulu y el edil Juanjo Sagarna junto al escultor Jorge Oteiza. / MICHELENA

El espacio ganado tras cubrir las vías del tren se inauguró el 29 de junio de 1997. El cubrimiento corrió a cargo del Ministerio de Fomento, mientras que el Ayuntamiento ejecutó la urbanización de la zona

MARISOL FERNÁNDEZZUMARRAGA.

El espacio ganado tras cubrir las vías del tren en el tramo comprendido entre Elizkale y el puente de los Hermanos, conocido popularmente como la trinchera de Renfe, ha cumplido veinte años. El lugar fue inaugurado el 29 de junio de 1997 tras haber sido colocada, como colofón a la obra, la escultura 'Itziar' de Jorge Oteiza. El propio escultor dirigió su instalación y acudió posteriormente al acto de inauguración.

Los trabajos para cubrir las vías del tren comenzaron el año anterior, esto es, en 1996, en mayo concretamente. Tenían un presupuesto de 383 millones de pesetas que corrieron a cargo del Ministerio de Fomento que adjudicó la obra a la UTE constituida por Fomento de Construcciones y Contratas y Ventas.

El grueso del cubrimiento estaba terminado antes de finalizar 1996 y la prueba de carga que puso fin a la obra, a falta de algunos remates, tuvo lugar el 21 de enero de 1997. En tal menester se emplearon dos camiones de unas quince toneladas cada uno.

Una vez terminada la obra, la urbanización del espacio fue cosa del Ayuntamiento de Zumarraga. El Consistorio encargó el proyecto y posteriormente, lo adjudicó a Construcciones Murias, empresa que en la misma época se encontraba acometiendo trabajos para renovar la red de saneamiento de aguas en distintos puntos del municipio. En el marco de estos trabajos se construyó, entre la parroquia y la trinchera, un tanque de tormentas o aliviadero de grandes dimensiones. Esta obra fue financiada por el departamento de Obras Hidraúlicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa, ente que aportó 15 millones de pesetas para la reposición de las afecciones de las obras de saneamiento en la zona. El presupuesto de la urbanización ascendió a 34 millones de pesetas y los 19 millones restantes los puso el Ayuntamiento merced a una partida habilitada a tal efecto en los presupuestos de ese año.

Oteiza donó la escultura

El cubrimiento de las vías y la urbanización de la zona proporcionaron a Zumarraga una superficie aproximada de 6.000 metros cuadrados con zonas verdes, plazoleta y parque infantil. Como colofón a la obra se colocó la escultura 'Itziar' de Jorge Oteiza. La misma, conformada por poliedros, realizada en chapa de tres milímetros de espesor, un peso de unas cinco toneladas y unas medidas de cuatro metros de alto por cinco de ancho, se instaló el 27 de junio de 1997. La escultura llegó en un transporte especial y poco después se acercó hasta la trinchera su autor, Jorge Oteiza que llegó a Zumarraga acompañado del también escultor Néstor Basterretxea. Oteiza fue quien decidió que orientación dar a la obra creada en homenaje a su mujer, Itziar Carreño, fallecida en 1991. El proceso de colocación de la escultura generó expectación y congregó a mucha gente a pesar de la adversa climatología. Cabe señalar que la obra no supuso coste alguno para las arcas municipales ya que fue una donación de Jorge Oteiza a Zumarraga.

En el Día del Niño

La inauguración de la trinchera, ya urbanizada y presidida por la escultura 'Itziar', tuvo lugar dos días después, el domingo, 29 de junio, en el marco del Día del Niño de las fiestas de Santa Isabel. El acto también contó con la presencia de Jorge Oteiza que fue quien cortó la cinta junto a Sandra Suárez, la alcalde infantil, mientras Zumarragako Musika Banda interpretaba un par de piezas.

Años después, en junio de 2003, se colocó en la trinchera otra escultura, 'Homenaje al txistulari', obra del zumarragarra Jesús Segurola, realizada en bronce. Posteriormente, en 2014, se llevó a cabo la reurbanización de la trinchera y se renovó el parque infantil. Las obras se llevaron a cabo en el marco del 150 aniversario de la llegada del ferrocarril a Zumarraga y contaron con un presupuesto de 159.000 euros.

Fotos

Vídeos