A «reconducir» la vida laboral

Presentación. El proyecto Ekimena arrancó ayer en el edificio de oficinas del Industrialdea. / M.F.

Son once mujeres y cuatro hombres con perfiles «muy diferentes. Hay desde licenciados a personas con estudios de grado medio o básicos» Quince personas participan desde ayer en el proyecto Ekimena para encontrar trabajo

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA.

«Reconducir» su vida laboral. Es lo que busca Inés Benítez, una de las quince personas que desde ayer toman parte en el proyecto Ekimena. El mismo, organizado desde el Ayuntamiento, no tiene otro objetivo que «ayudar a las personas desempleadas a encontrar un trabajo, bien por cuenta ajena en una empresa, bien por cuenta propia montando su propio negocio», sostuvo ayer el alcalde Mikel Serrano.

Benítez, de 41 años, gestionó su propio negocio, una tintorería, durante varios años. Hace dos lo dejó por motivos personales. «Después de ser madre he decidido volver al mercado laboral, pero lo que me planteo ahora es un trabajo por cuenta ajena. Hacerme autónoma no es mi idea», explica.

Por el contrario, sí que lo es de otras personas que también participan en el proyecto Ekimena. «Por lo menos hay tres que tienen esa intención», apunta el coordinador, Javier Elizetxea. Y es que el grupo tiene un perfil «muy variado. Hay desde licenciados a personas con estudios de grado medio o básicos. Es lo que se buscaba, trabajar la complementariedad y la diversidad. De las quince personas, once son mujeres y cuatro hombres».

«La discriminación positiva hacia la mujer también estaba contemplada en los requisitos para formar parte del proyecto. Debían ser parados de larga duración, personas que llevan más de un año desempleadas; con edades comprendidas entre los 22 y los 55 años y prioritariamente, mujeres», decían. Parte del grupo debía estar integrado por perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos y otro de los requisitos para entrar a formar parte del mismo era tener «un compromiso alto de participación».

En Ordizia se ha llevado a cabo un proyecto similar y el porcentaje de personas que tras finalizar han encontrado empleo ha sido del «70%», indica Elizetxea.

Ekimena se desarrollará en el polígono Argixao, concretamente en el edificio de oficinas, con un «doble objetivo». De un lado, «acercar a los posibles trabajadores a las empresas del municipio» y de otro, «que las empresas del Industrialdea, 27, sepan que estas personas que están buscando empleo están ahí. Que haya ese 'feedback' de información», sostuvo ayer el alcalde.

El proyecto Ekimena se desarrollará durante seis meses. Los participantes mantendrán sesiones grupales con el coach-coordinador, además de otras a nivel individual. También realizarán talleres prácticos de emprendimiento. Además recibirán formación en diversas áreas. También visitarán empresas y formarán parte de iniciativas de interés. Ekimena tiene un presupuesto que ronda los 20.000 euros y cuenta con una subvención de 3.500 euros de la Caixa.

Fotos

Vídeos