Jesús Ruiz, miembro de Guske: «Cada uno se pone sus límites»

Shorinji kempo. Miembros de Goierri Urola shorinji kempo eskola en una demostración./GUSKE
Shorinji kempo. Miembros de Goierri Urola shorinji kempo eskola en una demostración. / GUSKE

La escuela de shorinji kempo impartirá un cursillo de defensa personal. Tendrá lugar del día 14 al 23 del presente mes y está abierto a cualquier persona mayor de quince años

MARISOL FERNÁNDEZZUMARRAGA.

Guske, Goierri Urola shorinji kempo eskola, propone un cursillo de defensa personal que se impartirá los días 14, 15, 16, 21, 22 y 23 del presente mes de noviembre, en el polideportivo Ispilla. Las clases, que se desarrollarán de las 19.30 a las 21.00 horas, están dirigidas a cualquier persona mayor de quince años.

«Empezaremos desde cero. Pueden acudir personas que nunca hayan hecho ejercicio, pero también aquellas que estén en buena forma física. Cada uno trabajará a su nivel y se pondrá sus propios límites», indica Jesús Ruiz, miembro de Guske.

El cursillo en cuestión será de autodefensa a través del shorinji kempo. Se trata de un «arte marcial y como tal, es un arte de la guerra. El término japonés shorinji hace referencia al templo Shaolín (en China) y la palabra Kempo se refiere al Quan Fa (artes marciales de China, también llamado 'Kung Fu')».

El shorinji kempo está diseñado no para combatir o derrotar a los demás, sino como un método de aprender autocontrol, equilibrio físico y mental y desarrollo mutuo a través de la práctica.

El objetivo del curso es «impartir unas nociones de defensa personal. En tan pocas clases nadie puede salir sabiendo como un especialista. Se trata de que quienes participen se sientan un poco más seguros. Además, en el shorinji kempo siempre se parte de la defensa, nunca del ataque. Vamos a intentar evitar el ataque, porque en un ataque salen perdiendo los dos. Eso sí, sin nos atacan vamos a saber cómo contraatacar», precisa.

Cada clase comenzará «con el calentamiento. Se pretende que todos los paquetes musculares entren en movimiento para evitar cualquier tipo de lesión». Después, se hará «un poco de posicionamiento o base.

Son posturas básicas para posteriormente realizar el movimiento y que se haga bien». También se abordará la técnica. «Hay dos, una de golpes y paradas y otra de agarres y luxaciones de articulaciones. Terminaremos con el control e inmovilización del adversario».

Equilibrio cuerpo-mente

El cursillo está dirigido tanto a «una persona que ha sufrido algún tipo de agresión y quiere adquirir conocimientos de autodefensa, como a la típica persona que sale a hablar en público y se pone más nerviosa que un flan. El shorinji kempo busca un equilibrio entre cuerpo y mente», concluye.

El plazo de inscripción para el curso de defensa personal está abierto en el polideportivo. Quienes después del cursillo quieran continuar practicando shorinji kempo también lo podrán hacer en Ispilla.

Fotos

Vídeos