«Ha sido una pasada»

En hielo. Igone Campos escalando en un glaciar en Alaska. /
En hielo. Igone Campos escalando en un glaciar en Alaska.

Igone Campos ha esquiado las montañas del parque natural de Chugach en Alaska | Era el premio que consiguió al ganar el concurso Mountopia by Dynafit

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA.

«Ha sido una pasada», afirma Igone Campos, todavía emocionada al recordar la experiencia que acaba de vivir. La zumarragarra ha pasado más de tres semanas, del 22 de marzo al 17 de abril, esquiando en Alaska, en el parque natural de Chugach concretamente, gracias al premio que consiguió al proclamarse vencedora del concurso Mountopia by Dynafit. Eso que «la cosa empezó mal. La víspera del viaje me avisaron que el viento había destruido el campamento base en el que nos íbamos a alojar, así que hubo que cambiar de plan. Fui con muy pocas expectativas, pero al final todo salió muy bien y ha sido una gran experiencia», explica.

El concurso Mountopia Dynafit, desarrollado en internet, consistía en presentar un proyecto relacionado con la montaña y que en cierto modo fuese una utopía, algo parecido a un sueño. La persona ganadora tendría la fortuna de poder hacerlo realidad. El de Igone Campos era «esquiar y correr en Alaska». Su proyecto fue elegido entre más de quinientos, de veintiséis países.

La idea era desplazarse a Alaska en dos ocasiones, una en primavera para esquiar y la otra en verano para correr. «Finalmente, la segunda parte no se llevará a cabo porque hemos alargado la primera y el viaje es muy largo y costoso». Asimismo, las inclemencias meteorológicas obligaron a modificar lo previsto para el primer viaje. «Íbamos a quedarnos en un campamento base para salir de ahí todos los días a esquiar, pero hubo ráfagas de viento de más de 140 km/hora, algo que no había sucedido en un montón de años, y el campamento quedó destruido», explica la zumarragarra.

Ante tal situación improvisaron un plan B. «En lugar de estar en el campamento nos quedamos en el pueblo, Cordova, que está a nivel del mar, pero donde también se puede esquiar, y tres días nos llevaron en helicóptero a las montañas para pasar todo el día esquiando. No se puede acceder a ellas de otra forma. Ese ha sido el punto fuerte», explica Campos. «Después estuvimos otra semana en el otro extremo del parque natural, por nuestra cuenta, en lugares a los que se podía acceder por carretera».

«Todo es gigante»

Si algo le ha sorprendido a la joven son «las distancias, todo es gigante». Llegar a Alaska les costó «24 ó 25 horas» y tuvieron que coger «tres aviones». Al pueblo en el que se alojaron, Cordova, «solo se podía llegar en avión, no hay acceso por carretera. Era un pueblo pequeño en el que no había muchas tiendas, para hacer cualquier compra había que ir a una ciudad más grande y tenían que ir en avión. Era lo habitual. De hecho, iba parando como si fuese un autobús, en trayectos de veinte minutos ».

Igone explica que han tenido «buen tiempo, ha hecho sol» lo que no quiere decir que hiciese calor. «En los pueblos hacía 1-2 grados, pero en el monte sobre 15 bajo cero. Alaska destaca por la calidad de la nieve en polvo y para que se mantenga así tiene que hacer frío. Es una pasada», insiste. «Lo que más me ha gustado es que las montañas son muy empinadas. Técnicamente, esquiar es más difícil. Es todo glaciar, hay grietas, hay que ir con mucho cuidado. Por seguridad hay que bajar de uno en uno y la bajada es tan larga que se ve a la persona superpequeña...»

Además de esquiar, la zumarragarra ha tenido la oportunidad de «ir a un glaciar a hacer escalada en hielo. Era la primera vez que lo hacía, en un lugar de ensueño. Lo que no hemos visto han sido osos. Es un lugar en el que se suelen ver, pero en esta época todavía estaban hibernando».

En el equipo Dynafit España

Además de hacerse cargo de los gastos del viaje a Alaska y del material, Dynafit patrocinará a Igone Campos en las carreras de montaña. «Ahora formo parte del equipo Dynafit España» lo que supone que «me proporcionarán equipamiento y me ayudarán económicamente para acceder a pruebas en las que yo hasta ahora no podía participar».

Igone Campos tiene 26 años, se dedica profesionalmente a la docencia y tiene como hobby la montaña. Forma parte de la selección de Euskadi de esquí de montaña y le encanta andar y correr en el monte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos