«Nuestros objetivos para el Torneo de Lloret de Mar han sido superados»

Torneo de Lloret de Mar. El equipo juvenil, con el trofeo de subcampeón de su categoría./
Torneo de Lloret de Mar. El equipo juvenil, con el trofeo de subcampeón de su categoría.

El Urola de balonmano valora de forma «muy positiva» su participación en el campeonato, a pesar de la importante lesión del infantil Gereta

M.F. ZUMARRAGA.

«Una vez más, nuestros objetivos han sido superados», indican desde el Urola de balonmano en referencia a su participación en el Torneo de Lloret de Mar. «Los jugadores de cada equipo han tenido unos días para afianzar su relación compartiendo momentos de todo tipo; la relación entre los distintos clubes y equipos también ha sido productiva y regresan a casa con la experiencia de rivales desconocidos y formas de juego diferentes», continúan. «También sentimos una gran satisfacción por el número de trofeos obtenidos, tanto por equipos como por jugadores, y como no, por el 'Fair play', que de alguna manera es la tercera vez que viene a parar a nuestro club. Un motivo más de satisfacción es la solicitud de otros clubes para acudir a sus torneos, la propuesta de intercambios, así como el interés de otros por la existencia de un torneo organizado por nosotros», sostienen. «La valoración por parte del club ha sido muy positiva, y la de los jugadores... solo hay que decir que ya ha comenzado para ellos la cuenta atrás para poder acudir al próximo torneo».

Desde el club destacan el segundo puesto obtenido por el equipo juvenil que «realizó un gran torneo» y se hizo con la medalla de plata en la tanda de penaltis. Por su parte, el cadete femenino resultó campeón de la categoría y uno de los equipos cadetes masculinos se hizo con el tercer puesto. Asimismo, el Fair Play del torneo, el reconocimiento al juego limpio, fue para el equipo infantil, y «en especial para Pablo Gereta, un gesto más por parte de la organización del torneo».

Lesión en el riñón

Cabe señalar que el jugador infantil fue involuntariamente el protagonista de la situación más difícil que la expedición amarilla ha vivido durante el torneo. Gereta, en un encontronazo con un jugador rival, recibió un golpe que le produjo un hematoma en el riñón lo que le obligó a estar ingresado varios días en el hospital en Girona. Después, fue trasladado en ambulancia a Donostia, donde tras realizarle varias pruebas le dieron el alta. «De momento tiene que seguir en reposo. Pablo estaba convocado con la selección de Gipuzkoa y el domingo de Pascua tenía el torneo de selecciones en Hondarribi, al que no pudo acudir. Esperamos que en la convocatoria que tendrán para el corpus en Oñati, pueda estar convocado, aunque no esté al cien por cien», dicen desde el club.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos