Nepal y Donostia comparten exposición en la casa de cultura

Exposición. Mikel Basabe junto a algunas de las fotografías que se podrán ver desde hoy en la casa de cultura Zelai Arizti. / M.F.
Exposición. Mikel Basabe junto a algunas de las fotografías que se podrán ver desde hoy en la casa de cultura Zelai Arizti. / M.F.

Recoge imágenes a todo color de la población del país asiático y otras, en blanco y negro, de detalles arquitectónicos de la capital guipuzcoana

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA

Nepal y Donostia comparten exposición en la casa de cultura Zelai Arizti. Hoy, a las siete de la tarde, se inaugura una muestra de fotografía que recoge imágenes a todo color de la población del país asiático y otras, en blanco y negro con un toque sepia, de detalles arquitectónicos de la capital guipuzcoana. El denominador común entre ambos trabajos está en su autor: todas las fotos son obra del zumarragarra Mikel Basabe Mendizabal (1975).

«Las fotografías de Nepal son de un viaje que hice a finales de 2016. Dedicamos unos días a hacer trekking y el resto-estuvimos tres semanas,- a conocer el país», explica. Estas imágenes permiten conocer «cómo vive la gente, casi todas son retratos de personas...». El fotógrafo destaca el de una anciana que luce una media sonrisa, que deja adivinar que «fue una mujer muy guapa de joven». También, «aunque es muy triste», la de una familia que está en la calle preparando el desayuno al niño que va a la escuela. «Representa a tantas familias que están viviendo así...».

Basabe, ingeniero técnico en telecomunicaciones, tiene la fotografía como afición. Lleva una par de años colaborando con Node kultur elkartea, de Donostia, y al regresar de Nepal montó una exposición con esas imágenes en el Bunker de La Notaría.

'El arte de ver'

La parte 'donostiarra' de la muesra surgió a raíz de «un curso que hice en Photogune con el fotógrafo Klavdij Sluban . Se llamaba 'El arte de ver' y fue un intensivo de dos fines de semana. Además tuve que hacer un proyecto denominado 'Topología de Donostia', que consistía en fotografíar detalles de la ciudad, que, huyendo de las imágenes tradicionales, permitiesen reconocerla. Presenté veinte fotos que gustaron mucho. De hecho, me animaron a mostrarlas al público y como en esta sala había sitio de sobra, las incluí en la exposición».

Así, quienes se pasen por la casa de cultura verán detalles de los dragones del puente María Cristina, las farolas del punte del Kursaal o la barandilla de la Concha, entre otras imágenes.

Mikel Basabe se asomó al mundo de la fotografía de forma «autodidacta, buscando en libros y ahora, en internet. En 2008 compré mi primera cámara reflex y hace un par de años la cambié por una Cannon 6D».

Como fotógrafo «he hecho algún trabajillo con Node (fotos para carteles de obras de teatro, eventos... , también para algún restaurante como el Kursaal y el Kaskazuri o para la fábrica de palillos Betik».

La exposición permanecerá abierta hasta el próximo día 25. «Espero que guste», dice el autor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos