Lerena-Sarasa remontan para convertirse en los primeros finalistas del Memorial Goñi

Se impusieron 22-18 a Azketa-Aranguren, y en categoría promesas, Ruiz de Garamendi venció por 22-11 a Osa

DV ZUMARRAGA.

Lerena-Sarasa son los primeros finalistas del Memorial Goñi al imponerse 22-18 a Azketa Aranguren. En categoría promesas, dentro del cuatro y medio, Ruiz de Garamendi venció 22-11 a Osa por lo que también pasa a la final.

El riojano Lerena y el navarro Sarasa tuvieron la competición «muy cuesta arriba cuando los azules se adelantaron 10-15 y 14-17, en un partido muy disputado, pero donde los errores fueron más determinantes que los aciertos», explican los organizadores.

Después de trece fallos

En esa última ventaja de los azules, «los a la postre vencedores, habían cometido 13 fallos y parecía que iban a terminar pagándolo caro. Sin embargo, fue en esa recta final cuando el delantero riojano desplegó su mejor juego y sacó a relucir ese poder con el que comenzó a castigar a Aranguren para decantar la balanza. Especialmente aplaudido fue el 21-18, un gran tanto terminado por el najerino de dos paredes tras un intenso peloteo», continúan.

En los azules, Azketa realizó un partido «más que aseado, mientras que Aranguren fue de más a menos, pero mostrando detalles de lo que puede llegar a ser, como algún sotamano desde el seis».

Los tantos más aplaudidos

En el cuatro y medio promesas, el lazkaotarra Ruiz de Garamendi «aprovechó su poder para convertirse en el primer finalistas al imponerse al andoaindarra Osa, que firmó quizá los tantos más aplaudidos de la tarde, pero que poco pudo hacer ante la superioridad en el golpe de su rival».

«Tras un bonito dos paredes de Osa, enseguida puso tierra de por medio el goierritarra, adelantándose 6-1 en el marcador, gracias a su violenta volea». No obstante, reaccionó Osa, «al lograr contrarrestar el poder de su rival a base de arrimar la pelota a la pared, para igualar el partido a seis». Sin embargo, solo fue un espejismo.

«Enseguida volvió a escaparse el pelotari colorado, haciendo mucho daño con el saque, jugada con la que sumó 7 tantos, más otro par de saque-remate. Un parcial de 7-1 dejó roto el partido y, por mucho que el de Gazteleku lo intentara, poco pudo hacer ante la potencia de Ruiz de Larramendi, que espera rival para la final de dentro de 15 días», finalizan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos