Los geranios son los reyes

Premios Florales. Los galardonados y los alcaldes de Urretxu y Zumarraga posan en el parque Zelai Arizti. / M.F.
Premios Florales. Los galardonados y los alcaldes de Urretxu y Zumarraga posan en el parque Zelai Arizti. / M.F.

Se han entregado los Premios Florales de Zumarraga y Urretxu Dieciséis vecinos de ambas localidades han sido galardonados con cincuenta euros, diploma y una planta

MARISOL FERNÁNDEZZUMARRAGA.

Dieciséis vecinos de Urretxu y Zumarraga han sido premiados por dar un «aspecto más agradable» a ambos municipios al cuidar las flores que adornan los balcones y ventanas de sus casas y las entradas de sus caseríos. En esta última sección han sido galardonadas Antxoni Arcauz, del caserío Mendizabal txiki; Kristina Sasieta y Marianti Zaldua, de Agerre e Ixiar Sasieta, de Mendizabal. Los tres en Urretxu. Asimismo, han recibido premio Blanca Epelde, del caserío Zumakorta; María Jesús Laka, de Saltsamendi y María José Zubillaga, de Oraagoikoa. Estos tres de Zumarraga. En el apartado de balcones y ventanas han sido destacados los urretxuarras Prexen Etxeberria, Víctor Emanuel Silva, Mª Luz Gastón, Miren Kristiñe Labarza y Julio Elizondo. También han tenido su reconocimiento las zumarragarras María Mendizabal, Mª Carmen Arcelus, Mª Isabel Zabalo, Pakita Arregi y Carmen Zurutuza.

Ya que el objetivo «no es fomentar la competitividad» sino «impulsar la colaboración ciudadana en el cuidado de Zumarraga y Urretxu», no se ha hecho distinción de categorías entre premios. Todos han recibido cincuenta euros, diploma y una planta. El jurado integrado por miembros de Ikerlora y Elai, las empresas que se encargan de la jardinería en Zumarraga y Urretxu, respectivamente, recorrió ambos municipios del día 19 al 30 del pasado mes de junio observando las flores y su disposición en balcones, ventanas y caserios.

La flor que ha predominado este año ha sido «el geranio. La gente tiende al geranio porque es una planta agradecida, es fácil. Otras plantas requieren más esfuerzo», sostiene Ainara Osinalde, técnico de Ikerlora. A la hora de valorar, el jurado se fija en que «la planta esté en buenas condiciones, que no se vean flores secas, que no haya zonas con mucha flor y otras con mucho verde.

Además también se tiene en cuenta que se haya elegido una planta adecuada para el lugar en el que se expone. Por ejemplo, las alegrías igual no son tan vistosas como las surfinias, pero si están en una ventana en la que no hay mucha luz, un sitio no muy soleado... y la planta está bien, también hay que valorarlo. Hemos intentado poner en valor esos balcones que no tienen muy buena orientación o son pequeños y no tan lucidos como otros, pero que tienen plantas bien cuidadas», continúa Osinalde.

María Jesús Laka ha optado este año por «geranios, begonias, surfinias y algunas otras» para ventanas y balcones. «En el porche, que es más resguardado, he puesto alegrías y geranios franceses», explica la del caserío Saltsamendi. «El año pasado puse rosas, pero no resultaron». Tener las plantas más hermosas no llega por casualidad, «lleva tiempo, necesitan cuidados. Yo soy partidaria de regarlas por la mañana y me lleva un rato. Sarna con gusto no pica, pero mortifica», bromea María Jesús.

Carmen Zurutuza, del grupo Legazpi, ha decorado su balcón con «hiedra con flor de color sangre de toro y geranios salmón. Todos los años lo tengo precioso. Una vez un chico de Legazpi incluso hizo fotografías», afirma orgullosa. Para Carmen el secreto para que sus plantas sean de las más bonita está en «mimarlas. Yo les hablo. Ahora el geranio tiene pulgón, hay que echarle insecticida porque sino le come toda la savia y la planta se muere. Hay que regarlas, cada mes les echo un poco de abono líquido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos