Las espadas bailaron ante la virgen

La virgen de Antigua es llevada en andas alrededor de la ermita. / IÑAKI

Los dantzaris de Irrintzi interpretaron la ezpata dantza en el interior de la ermita de AntiguaLa localidad del Alto Urola disfrutó ayer por todo lo alto de Santa Isabel, día grande de las fiestas

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA.

Las espadas volvieron a bailar un año más ante la virgen de Antigua. Los dantzaris de Irrintzi dantza taldea interpretaron ayer, día de Santa Isabel, la tradicional ezpata dantza en el interior de la 'catedral de las ermitas', que se llenó para la ocasión. Este año han tenido el honor Adirane Peñagarikano, Amaia Plazaola, Josune Martín y Mikel Urteaga, en calidad de capitanes. Lide Mendiaraz, Sara Bidarte, Edurne Arrazola, Irati Etxeberria, Miren Hernández, Maren Etxeberria, Ane Egia, Inés Aztiria, Nekane Martín y Paula Urteaga les han acompañado en la cuerda. A sus 17 años Mikel Urteaga fue ayer capitán de la ezpata dantza por primera vez, tras haber bailado tres años en la 'soka'. «Al principio estaba supernervioso, pero al empezar a bailar me he tranquilizado y lo he disfrutado mucho», aseguró al salir de la ermita. La ezpata dantza tampoco es de los bailes más sencillos... «Hay que levantar mucho las piernas, mover bien los brazos, sincronizarse con los otros dantzaris, colocar bien los pies porque la mayoría del público te ve desde atrás... Te preocupas de que todo salga bien», aseguró. Amaia Plazaola también se estrenó como capitana. «Por la mañana estaba tranquila, pero al entrar en la ermita me he puesto muy nerviosa», afirmó. Fue en 2015 cuando la mujer se incorporó al baile de ezpadas, ya que hasta entonces la danza estaba reservada al género masculino.

Tras el baile en el tempo se llevó a cabo la procesión con la virgen en andas y la misa mayor. Al finalizar tuvo lugar el aurresku de honor en la campa. Los bailes fueron seguidos por numeroso público. Además de la corporación municipal acudieron José Alfredo Retortillo, consejero de Turismo del Gobierno Vasco; Denis Itxaso, diputado de Cultura, e Idoia Mendia, secretaria general del PSE.

Los zumarragarras disfrutaron por todo lo alto del día grande de las fiestas. Tras los bailes hubo comida y romería en las campas de Antigua. A última hora de la tarde se llevó a cabo la espectacular bajada al casco amenizada por trikitilaris, txistularis y dulzaineros. El protocolo del 2 de julio finalizó con la kaleko ezpata dantza, interpretada de nuevo por los dantzaris de Irrintzi. Tanto ellos como los txistularis Antxiñako Ama celebran este año sus bodas de oro.

Fotos

Vídeos