Un domingo con sabor a buzkantza

Hubo puesto de venta de buzkantzas, morcillas y otros productos./
Hubo puesto de venta de buzkantzas, morcillas y otros productos.

El XXXII Memorial J. M. Busca Isusi citó a cuatro productores en Zumarraga. Se sirvieron alrededor de setecientos pintxos de esta morcilla elaborada con sebo de oveja

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA.

El primer domingo del mes de noviembre tiene sabor a buzkantza en Zumarraga. En el XXXV Buzkantza Eguna XXXII Memorial José María Busca Isusi celebrado ayer en la plaza de Euskadi de la localidad del Alto Urola se sirvieron alrededor de setecientos pintxos de esta morcilla elaborada con sebo de oveja. Asimismo, participaron en la jornada cuatro productores: Mujika odolkiak (Ordizia-Beasain), Alfredo Alonso (Lerma), Jesús Mari Deba (Ezkio) e Iñaki Ormazabal (Beasain).

La diferencia entre la buzkantza y la morcilla de verdura está en que la primera lleva «sebo de oveja» y la segunda, «manteca de cerdo». El resto de ingredientes son los mismos: sangre de cerdo, cebolla, puerro, alguna que otra especia y «el secreto que nosotros tenemos: el cariño que le ponemos y que las hacemos como antaño», explicó Josu Deba, hijo de Jesús Mari Deba, ganador en nueve ocasiones del concurso de buzkantzas que se celebraba en Zumarraga hasta hace cinco años. El de Ezkio recordó que «ahora» es la época de la buzkantza, un producto que tiene tirón en «la zona de Zumarraga, Bergara, Oñati y Arrasate». En la otra dirección, desde Zumarraga hasta Tolosa, lo que gustan son «los mondejus, morcillas que en lugar de sangre llevan huevo».

En el puesto de Iñaki Ormazabal, entre otros productos, había morcillas para el microondas. «Ya están cocidas. Las hemos tenido cociendo una hora suave, suave y se han envasado al vacío», explicó Leire Beristain. Para consumirlas «hay que meterlas con plástico y todo, bien en el microondas tres minutos, bien en agua diez o quince minutos. Cada vez se venden más porque tienes la morcilla lista para consumir sin dejar olor en casa», aseguró.

Alfredo Alonso, de Lerma, participó ayer por tercer año consecutivo en el Buzkantza Eguna. Además de sus morcillas de arroz, que «se venden muy bien, sobre todo la más tradicional hecha con tripa de cerdo» elaboró para la ocasión «50 ó 60 kilos de buzkantza con toque de Burgos».

La jornada se completó con puestos de artesanía, talleres y una exhibición de aizkolaris. Asimismo, se entregaron los premios del XV Concurso de Pintxos celebrado el viernes y el sábado. El mejor pintxo fue el 'Antipasto' del Bidezar y el más original, el 'Chocolate con churros', del Iburreta.

Fotos

Vídeos