Diario Vasco

Las obras de la calle Secundino Esnaola, en compás de espera

Obras. Se aprecia el inicio de uno de los fosos para albergar uno de los cinco contenedores.
Obras. Se aprecia el inicio de uno de los fosos para albergar uno de los cinco contenedores. / ARESTI
  • «La información que teníamos en el Ayuntamiento no concuerda con la ubicación real de los servicios», dice el alcalde

  • Los conductos de gas y telefonía impiden la ejecución de los fosos de los contenedores

Las obras que se están llevando a cabo en la calle Secundino Esnaola están en compás de espera. Los conductos de gas natural y de telefonía, de Euskaltel concretamente, impiden la ejecución de los fosos destinados a los contenedores soterrados. El alcalde, Mikel Serrano, explica que «por supuesto se había mirado antes de empezar la obra, pero la información que teníamos en el Ayuntamiento, que es la que en su día trasladaron las empresas, no concuerda con la ubicación real de los servicios». Así, la obra lleva varias semanas parada. «Estamos esperando a los técnicos del gas y de Euskaltel. Ellos dirán qué hay que hacer, cómo se debe modificar la trayectoría de los servicios y serán quienes se encarguen de hacerlo. La Semana Santa ha hecho que la visita de estos técnicos se demore. Estamos esperando. En principio, vendrán la semana que viene », indica el primer edil.

La actuación que se está llevando a cabo en Secundino Esnaola 4-10 consiste, entre otras cosas, en ensanchar la acera y la carretera. Esa parte de la obra ya se ha llevado a cabo. Se han eliminado los aparcamientos y se ha ampliado la acera en un metro y la carretera en la misma medida. También se han colocado las nuevas baldosas.

El siguiente paso fue empezar a hacer los fosos donde se ubicarán los contenedores soterrrados, delante del número 2 de la misma calle. Ahí es donde aparecieron los conductos del gas y de telefonía que han impedido continuar con los trabajos. Está previsto realizar cinco fosos que albergarán otros tantos contenedores soterrados. Son los destinados al papel, envases, vidrio, orgánico y fracción resto.

La zona también verá modificar el diseño del cruce. La acera que viene de Secundino Esnaola discurrirá de forma natural hacia la avenida Iparragirre. Además habrá un gran paso de cebra elevado. El presupuesto ronda los 200.000 euros, entre los que destaca la partida de 92.000 euros para los contenedores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate