Diario Vasco

¿Quieres ser familia de acogida?

La Diputación quiere divulgar en Gipuzkoa la figura del acogimiento familiar.
La Diputación quiere divulgar en Gipuzkoa la figura del acogimiento familiar. / USOZ
  • Uno de los objetivos de la reunión, entre las 15.30 y las 17.00 horas, es captar a personas que acojan en su casa a un niño

  • La Diputación impartirá una charla sobre el tema, mañana, en la casa de cultura

En Gipuzkoa hay niños, niñas y adolescentes que no están disfrutando de una infancia normal, ya que por diferentes motivos no pueden vivir con sus familias. «Necesitan una familia que les abra las puertas de su casa y les acoja», sostienen desde el departamento de Políticas Sociales de la Diputación. Por ese motivo el ente foral está impartiendo varias charlas en diferentes municipios del territorio en el marco de la campaña 'Abrazos de carne y hueso', que intenta «representar el valor que para un niño o niña tiene el poder contar con alguien que le ofrezca afecto, proximidad y compromiso con su bienestar». Una de estas charlas tendrá lugar mañana jueves, de las 15.30 a las 17.00 horas, en la casa de cultura Zelai Arizti. La Diputación busca «divulgar en Gipuzkoa la figura del acogimiento familiar, con el objetivo de captar personas que, de forma solidaria, estén dispuestas a acoger a un niño o niña necesitados de protección, en su domicilio».

Ser familia de acogida es un modo de «ayudar» a un niño, niña o adolescente, «aceptarlo en la familia: darle educación, respecto, y cariño». Asimismo, se trata de «facilitar que se integre en la familia y darle la oportunidad de vivir en un ambiente familiar. Cuidarle, quererle y respetar de dónde viene». También hay que «ayudarle a comprender por qué no está con su familia y a mantener relación con ella siempre que sea bueno para él».

Desde la Diputación dejan claro que el acogimiento no es una adopción, ni un paso para llegar a ella. «No busca sustituir a la familia del menor, que debe ser respetada en todo momento», indican.

Hay diferentes tipos de familias de acogida y cada persona puede elegir cuál quiere ser «según su disponibilidad y preparación». Se puede ser una familia de acogida de urgencia, que tiene una duración máxima de seis meses, y es «para niños y niñas que necesitan una atención inmediata, en los que todavía se está valorando si van a poder volver con sus familias».

También se puede ser familia de acogida temporal, con una duración de hasta dos años. Esta es «para esos casos en los que las familias de los niños, niñas y adolescentes, con ayuda profesional y trabajando para ello, pueden llegar a ser capaces de cuidar bien de sus hijos. Por eso las familias de acogida temporal, ayudan a estos niños durante ese tiempo (máximo dos años) que van a estar fuera de sus propias familias y les cuidan y ayudan a prepararse para volver con sus familias».

También existe la posibilidad de ser familia de acogida permanente, «cuando ya se ha visto que el niño no va a poder volver con su familia, se buscan familias que quieran estar con ellos para mucho más tiempo. Puede durar hasta los 18 años», indican.

Otro tipo de familia de acogida es la especializada. «Hay niños que tienen necesidades especiales o necesitan de una atención mucho mayor y por eso necesitan de familias que estén especialmente preparadas con formación específica para cuidarles.

Cualquier persona puede ser

Puede ser familia de acogida «cualquier persona o familia que esté dispuesta a embarcarse en esta aventura, eso sí, es necesario que todos los miembros de la familia estén de acuerdo». Asimismo, deben «tener espacio suficiente en casa para el niño, niña o adolescente» y «respetar de dónde viene y aceptarlo con sus costumbres y su familia». También hay que «aceptar el apoyo de los profesionales que seguirán la evolución del niño y del acogimiento en todo momento, prestando ayuda para ir superando las dificultades que se puedan presentar».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate