Diario Vasco

«Quiero conservar la tienda de toda la vida, aunque las cosas no están fáciles»

Tendera. Josune Sueskun en su establecimiento de la plaza Navarra.
Tendera. Josune Sueskun en su establecimiento de la plaza Navarra. / ARESTI
  • Josune Janari Denda ha recibido uno de los premios '10 Bitxiak'

  • Otorgados por la Cámara de Comercio, reconocen los lugares acogedores y con encanto, de trato personalizado y agradable con producto de calidad

Josune Janari Denda es una tienda de las de toda la vida y «eso es lo que quiero conservar, aunque las cosas no están fáciles», sostiene Josune Sueskun, su propietaria. Ubicado en la plaza Navarra desde hace más de cuarenta años, el establecimiento ha recibido uno de los premios '10 Bitxiak', que otorga la Cámara de Comercio para reconocer los lugares acogedores y con encanto, de trato agradable y personalizado y con producto de calidad. Cabe señalar que son los propios comerciantes de cada comarca quienes votan. A Josune Sueskun le hizo mucha ilusión el premio, que recibió «emocionada».

La zumarragarra lleva «toda la vida en la tienda echando una mano», aunque es responsable de la misma desde «hace unos doce años, cuando se jubiló la ama. La tienda era de mi madre y mi tía y mis abuelos también tenían una panadería en Eitza».

El establecimiento es un comercio de alimentación y «algo de droguería» que Josune ha ido «adaptando a los tiempos en los que estamos. Yo no me he perdido un curso de Bi Tartean porque hay que ir creciendo y aprendiendo. Antes se vendía sota, caballo y rey, pero ahora traigo productos un poco más especiales, intento ofrecer esas cosas que igual en otros sitios no encuentras». Josune cita como ejemplo el arroz ecológico, las trufas de Goya, la pasta italiana integral o un aceite navarro que cuesta casi nueve euros el medio litro. «Es muy bueno y también tiene su público», afirma.

Además de por los productos 'especiales' Josune apuesta por las hortalizas de «los caseríos del entorno a través de Bertatik Bertara. Son productos que no llevan pesticidas y con un sabor que no tiene nada que ver con el de otros. Son productos de temporada por lo que en algunas épocas no hay. La tierra da lo que da. Queremos tener de todo durante todo el año y eso no puede ser», afirma.

Josune también ha querido dar un toque especial a la propia tienda para lo que ha recurrido a antiguas cajas de fruta que ha reutilizado como estanterías. «Toda la vida hemos comprado la fruta a los de González y un día vi esas cajas en el almacén, las limpié bien, las preparé y ahí están».

La zumarragarra asegura que «el comercio ha cambiado mucho y también los hábitos de la gente, por eso hay que ir adaptándose. Los supermercados y las grandes superficies hicieron mucho daño». No obstante, no se queja. «Aunque hay más competencia mantengo mi clientela diaria y estoy muy agradecida». Ella también se lo curra llevando la compra a casa a aquellas clientas de mayor edad o preparando bonitos lotes de productos en cajas de madera que ella misma pinta.

El horario de la tienda le deja libre la tarde del sábado y el domingo. «En verano estuve en Madrid y el 15 de agosto las dependientas estaban trabajando. No estoy de acuerdo con que se abran las tiendas los días festivos». Defiende que para trabajar bien también hay que descansar y sobre todo que «el trabajo te tiene que gustar, y a mí me gusta. Me gusta el trato con la gente. A mí en vacaciones me gusta ir a visitar esas tiendas de toda la vida, de varias generaciones... como ésta».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate