Diario Vasco

«Todas lo hicieron muy bien»

Pianistas. Las cinco alumnas que han participado en el festival de Andoain con sus profesoras.
Pianistas. Las cinco alumnas que han participado en el festival de Andoain con sus profesoras. / ARESTI
  • Irene Aranburu y Aintziñe Maroto tocaron de forma individual, mientras que Saioa Mendia, June Plazaola e Irene Salegi lo hicieron a seis manos

  • Cinco alumnas de la escuela de música acudieron al Festival de Piano de Andoain

Cinco alumnas de Secundino Esnaola musika eskola tomaron parte en el Festival de Piano que se celebró el pasado fin de semana en Andoain. Irene Aranburu y Aintziñe Maroto tocaron de forma individual, mientras que Saioa Mendia, June Plazaola e Irene Salegi participaron en la categoría de seis manos. «Todas lo hicieron muy bien, pero es de destacar el trabajo que han realizado estas tres pianistas al preparar la obra a seis manos, ya que el tocar tres a la vez conlleva mucha dificultad a la hora de coordinar todo el trabajo pianístico», indica Agur-tzane Albisua. La profesora y su colega, Josune Agirre, acompañaron a las niñas al festival.

El principal objetivo del desplazamiento a Andoain pasa por que «los pianistas se junten con otros pianistas, ya que se trata de un instrumento muy solista. Se trata de que vean como otras personas interpretan su mismo instrumento, que se animen unos a otros y que aprendan». Participar en el festival implica un gran trabajo previo. «En septiembre nos pasan el listado de obras entre las que podemos elegir y en octubre empezamos a preparar la participación», indica Albisua.

Las cinco pianistas de Secundino Esnaola musika eskola tomaron parte en la categoría B, esto es, la correspondiente a alumnos de 11 a 14 años. Irene Aranburu interpretó la obra 'Rhapsody', de Ch. Norton, mientras que Aintziñe Maroto se decantó por 'American Ragtime', de M.Mier. «Las dos obtuvieron diploma y medalla de plata», sostiene la profesora. Por su parte, Saioa Mendia, June Plazaola e Irene Salegi interpretaron la obra 'Sempre Legato', de M. Cornick. Consiguieron medalla y diploma de oro.

«La valoración es muy positiva. El nivel era muy alto y todas lo hicieron muy bien, son muy trabajadoras y eso se nota. Tocar como solista tiene su dificultad, hacerlo a cuatro manos incluye además la coordinación con la otra persona y a seis manos, tienen que tener muy buena conexión, porque sino... En la categoría de 14 a 18 años, a seis manos, no hubo ningún participante, eso da idea de lo difícil que es», continúa Albisua.

El festival citó a 758 pianistas de 6 a 18 años llegados desde todos los rincones de Gipuzkoa y con representación también de jóvenes intérpretes de Navarra, Álava, Bizkaia e Iparralde.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate