Diario Vasco

El ambulatorio organiza sesiones para dejar de fumar

Ambulatorio. Idoia Larrañaga es junto a Oihana Bengoetxea la responsable del programa.
Ambulatorio. Idoia Larrañaga es junto a Oihana Bengoetxea la responsable del programa. / ARESTI
  • Comenzarán el próximo día 23 y todavía quedan plazas libres

  • Serán cinco en total, los días 23 y 30 de enero, 6 y 13 de febrero y 13 de marzo, de las 18.00 a las 20.00 horas

«¿Entre tus propósitos para 2017 está el de dejar de fumar?», se preguntan en el ambulatorio. Si la respuesta es afirmativa «queremos ayudarte a hacerlo realidad», indican. Para ello han organizado cinco sesiones que tendrán lugar el 23 y el 30 de enero, el 6 y el 13 de febrero y el 13 de marzo, de las 18.00 a las 20.00 horas, en la biblioteca del propio centro de salud. Las personas interesadas se pueden apuntar llamando al número de teléfono 943 035 220 o acudiendo al propio ambulatorio. Las sesiones son gratuitas y todavía quedan plazas libres.

El objetivo de las sesiones es «dejar de fumar totalmente. No se trata de rebajar el consumo, sino de dejarlo. El tabaquismo es una adicción y hay que trabajar para superarla por eso quienes participen en las sesiones tienen que tener claro que lo quieren dejar», indica Idoia Larrañaga. La enfermera es junto con Oihana Bengoetxea, compañera de profesión, la encargada de llevar adelante el programa.

Cada sesión tiene una duración de dos horas. «Se les ofrece información y se trabajan diferentes temas. También se les manda 'deberes' para hacer en casa. Por ejemplo, se les invita a buscar la motivación por la que quieren dejar de fumar: la salud, los nietos, la no dependencia...», indica la enfermera. «Otra de las cosas que les solemos proponer es buscar un 'cómplice', una persona que les eche una mano en los momentos de debilidad, alguien a quien recurrir para pedir ayuda», continúa.

Otro tema importante a la hora de dejar de fumar es «reflexionar sobre la función que tiene cada cigarro: el que se fuma por aburrimiento, por salir de copas, por cabreo, porque es el primero del día, por el café... Se trabaja este tema y se insiste en buscar un sustituto que haga la misma función». Idoia Larrañaga recuerda que el tabaco produce una adición a la nicotina y otra especie de adicción 'psicosocial'. «Relacionamos el tabaco con algunas situaciones, entonces es importante evitar esas situaciones, para lo que hay que cambiar de hábitos».

Después de las tres primeras sesiones llega el día D. «Después de la tercera sesión tienen que dejar de fumar totalmente, es el día D».

«Con miedo»

Nadie ha dicho que dejar de fumar sea fácil. «Muchas de las personas que acuden a las sesiones lo hacen con mucho miedo, pero comprueban que es posible, que el que trabaja lo consigue. Al hacerlo en grupo es mucho más fácil. Quienes asisten a las sesiones coinciden con otras personas en su misma situación y entre ellas se apoyan, intercambian los teléfonos... es enriquecedor», explica.

Un par de años

Las que van a empezar este mes no son las primeras sesiones para dejar de fumar que organizan en el ambulatorio. «Llevamos un par de años con este programa y organizamos estas sesiones tres veces al año. En las mismas participan unas quince personas. Hasta ahora los grupos han sido muy variados, han participado tanto hombres como mujeres con edades desde los 18 hasta los 80 años. No obstante, los que más acuden son los de la franja comprendida entre los 40 y los 55 años».

Después de las cinco sesiones que se llevan a cabo en el ambulatorio, las responsables del programa se ponen en contacto con las personas que han participado en el mismo a través del teléfono. «Les llamamos a los tres meses, a los seis meses y al año, para saber cómo están, cómo les va y si tienen algún problema les invitamos a pasar por la consulta».

Según su experiencia «más o menos un tercio» de las que personas que toman parte en el programa para dejar de fumar lo consiguen.

Estas sesiones se enmarcan en el programa de 'Deshabituación tabáquica grupal' , uno de los varios que se desarrollan en el ambulatorio. «También tenemos talleres de educación grupal de diabetes, hipertensión y ejercicio para personas mayores de sesenta años».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate