Diario Vasco

«Cuando se abrió la tienda apenas existían los electrodomésticos»

Por jubilación. Los hermanos José Ramón y María Eugenia Urcelay, delante de Electricidad Urola, que cambia de manos.
Por jubilación. Los hermanos José Ramón y María Eugenia Urcelay, delante de Electricidad Urola, que cambia de manos. / ARESTI
  • Electricidad Urola cambia de manos a mediados de este mes tras pasar 63 años a cargo de la familia Urcelay

Electricidad Urola cambiará de manos a mediados de este mes tras pasar 63 años a cargo de la familia Urcelay. «La tienda la abrieron el 24 de abril de 1953 mi padre, Bernardino Urcelay, y su socio Faustino Espina. Anteriormente, el local estaba ocupado por la ferretería de Ramón Mendia», explica María Eugenia Urcelay, responsable junto a su hermano José Ramón del establecimiento. En sus primeros años la tienda se dedicaba sobre todo «a las instalaciones eléctricas y a las lámparas porque apenas existían los electrodomésticos», sostienen los hermanos.

María Eugenia se incorporó al negocio familiar en 1974 y su hermano José Ramón, dos años después. Ambos recuerdan lo que les contaba su padre del 'boom' que supuso la introducción en la v ida cotidiana de algunos electrodomésticos como la lavadora, el frigorífico o el televisor. «Cuando salió el frigorífico se llegaron a vender diez al día. Anteriormente, en las casas solo había la fresquera». Del televisor tienen su propio recuerdo. «Mi padre llevó a casa una de las primeras. En el pueblo solo había dos o tres. Vino todo el portal a ver la boda de Balduino y Fabiola. Se veía con nieve, la imagen se iba y volvía... pero todos decían ¡Qué bien se ve!». No obstante, José Ramón se acuerda más de «los payasos Boliche y Chapinete». También supuso un antes y un después la lavadora. «Sobre todo la automática, porque las primeras, las de turbina, solo lavaban; después había que sacar la ropa y aclararla».

María Eugenia y José Ramón han vivido de cerca la evolución que ha sufrido todo lo relacionado con la imagen y el sonido. «Recuerdo los primeros tocadiscos y los discos de vinilo, los casettes y los CDs. Ahora ya no se vende nada de eso. En 1965 mis padres fueron a Holanda a visitar la casa matriz de Philips y nos trajeron un casette grabador con micrófono que en aquella época era lo más. Con aquello grabé yo los primeros discos de Bob Dylan, Mocedades, los Beatles...», dice María Eugenia. También recuerda los vídeos «VHS y Beta. Después los CDs... Este trabajo nos ha obligado a ir reciclándonos y a estar siempre aprendiendo para estar al día», añade. Ellos han conocido el nacimiento de nuevos productos como «el microondas, la olla rápida, el robot 'roomba'...» y han visto desaparecer «la cocina de gas y hasta la vitrocerámica, porque ahora todo es inducción».

Otro de los cambios importantes que ha sufrido el negocio ha sido la forma de pago. «Antes la gente compraba muchísimo a plazos. Teníamos un libro terrible con los clientes. Pagaban a la semana, porque se cobraba a la semana». Con el tiempo llegaron las tarjetas de crédito, internet... «Antes nos visitaban muchos representantes, traían unos catálogos preciosos... Ahora todo eso ha desaparecido, todo se hace a través de internet».

Bernardino Urcelay se jubiló en 1987 y «varios años antes ya se había jubilado Espina». Desde entonces han sido María Eugenia y José Ramón quienes han llevado el negocio. Estos días están recibiendo «el cariño y agradecimiento» de los vecinos y clientes, que «nos están emocionando».

El próximo día 16, Electricidad Urola pasará a manos de los actuales responsables de Zimmer.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate