Diario Vasco

Arroz veneciano para el mejor pintxo

Bar Berri. Marisol Bidarte y su hijo, Ander García de Albeniz, con el mejor pntxo.
Bar Berri. Marisol Bidarte y su hijo, Ander García de Albeniz, con el mejor pntxo. / ARESTI
  • El bocado más original ha sido el 'Risotto con bolas de crema de queso, jalapeños y lágrima de pimiento', del Bidezar

  • El Berri ha ganado el concurso con un 'Risotto de morcilla con salsas de guisantes y espárragos'

Arroz traído desde la misma Venecia para elaborar un 'Risotto de morcilla con salsas de guisantes y espárragos', a la postre el pintxo ganador del concurso celebrado este fin de semana en Zumarraga y obra de Marisol Bidarte, del bar Berri. La zumarragarra estuvo en la ciudad de los canales «hace un mes» y de allí se trajo uno de los ingredientes principales del pintxo que iba a presentar al certamen. El otro premio, el dedicado al bocado más original, también fue para un risotto de morcilla, en este caso el elaborado en el bar Bidezar y que estaba acompañado de bolas de crema de queso, jalapeños y lágrima de pimiento.

«Hace un mes estuve en Venecia. Fuí a visitar a mi sobrina, Idoia Mendiola, con su madre, su tía y unas amigas, un viaje de chicas. Ella nos preparó un risotto y comentó que en otra ocasión lo había hecho con morcilla y que quedaba muy rico. Allí mismo decidí que ese sería el pintxo del concurso, así que antes de venir compré el arroz. No es que aquí no haya arroz especial para risotto, pero allí la oferta de marcas es mucho mayor. Cogí la que me aconsejó mi sobrina, que es la que ella utiliza. Me dijo que cundía muchísimo y es verdad. Cuatro kilos de ese arroz son como ocho del de aquí», explica Marisol Bidarte.

La cocinera del Berri contó para elaborar el pintxo con la ayuda de «Endika Maroto, un amigo de mi hijo, ya que él se encuentra de baja». No obstante, fue ella la que llevó la voz cantante. «Preparar un risotto es la cosa más sencilla del mundo», afirma. «Puse la cebolla a pochar, añadí la morcilla y el arroz, para rehogar. Después añadí caldo de verdura. No le puse ni nata, ni queso, ni nada, porque con la grasa de la morcilla ya es suficiente», continúa Bidarte.

«Un pintxo muy sencillo»

Bidarte completó el plato con «dos salsas, una verde y una blanca, de guisantes y espárragos, respectivamente, que aligeraban el bocado. Era un pintxo muy sencillo. Lo único malo era que tenía que ir haciéndolo continuamente, porque si se deja durante mucho tiempo se queda hecho una masa. Lo que sí tenía preparado de antemano era la salsa».

El Berri sirvió «menos de 300» pintxos durante el fin de semana. «Este año ha sido flojísimo. El sábado al mediodía no andaba nadie, por lo menos en nuestro bar». No obstante, quienes probaron el bocado ganador aseguraban que «estaba riquísimo».

El Berri es uno de los bares habituales del concurso de pintxos de Zumarraga. De hecho, ya habían ganado el certamen «hace dos años». En el Bidezar también saben lo que es ganar, ya que es el segundo año consecutivo que han recibido el premio al pintxo más original.

El risotto era «un opción que habíamos barajado en más de una ocasión, pero que al final no la habíamos puesto en práctica», explica Elixabete García. Hasta este año. La cocinera del Bidezar elaboró «un risotto de morcilla y queso Idiazabal» que presentó acompañado de «una brocheta con bolas de crema de queso, jalapeños y una lágrima de pimiento. Pensamos que le iba muy bien al risotto», dice.

La opinión del público

En el Bidezar sirvieron «unos 550 pintxos» durante el fin de semana, apunta Roger Hidalgo, del citado bar. A él la iniciativa del Ayuntamiento de organizar un concurso de pintxos le parece «muy bien», aunque le gustaría que además de la valoración del jurado profesional, se tuviese en cuenta la opinión del público «como se hacía antes».

El XIII Concurso de Pintxos de Zumarraga contó con la participación de catorce bares: Alaska, Bordatxo, Monterrey, Alexander, Hirukia, Saski, Arkupe, Iburreta, Txanpon, Berri, Kakueta, Xaloa, Bidezar y Ziaboga. El concurso se desarrolló en los propios establecimientos, el viernes por la tarde y el sábado por la mañana y por la tarde. Las bases establecían que los pintxos tenían que llevar buzkantza o morcilla entre sus ingredientes.

El concurso de pintxos fue el previo al XXXIV Buzkantza Eguna XXXI Memorial Jose Maria Busca Isusi que se celebró el domingo en la plaza de Euskadi.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate