Diario Vasco

«Wroclaw tiene una historia que merece la pena ser contada»

Casa de cultura. Jon Mikel Intsausti ante algunas de las fotografías de la muestra que hoy inaugura.
Casa de cultura. Jon Mikel Intsausti ante algunas de las fotografías de la muestra que hoy inaugura. / ARESTI
  • Se podrá visitar en la casa de cultura Zelai Arizti hasta el próximo día 13

  • Jon Mikel Intsausti inaugura hoy una exposición de fotografía sobre la ciudad polaca

«Wroclaw tiene una historia que merece la pena ser contada», sostiene Jon Mikel In-tsausti. Y eso es precisamente lo que se ha propuesto este zumarragarra a quien le unen fuertes lazos con la ciudad polaca. «De 2003 a 2005 viví allí por motivos laborales, mi mujer nació en Wroclaw y allí la conocí, mi niña tiene sangre polaca... Me unen lazos familiares, hice grandes amistades cuando estuve trabajando allí y con la excusa de la Capitalidad Europea junto a Donostia decidí dar a conocer la ciudad», explica. Así, hoy, a las 19.00 horas, inaugura la exposición de fotografía 'Wroclaw, Capital Europea de la Cultura', en la casa de cultura Zelai Arizti, una muestra que se podrá disfrutar hasta el próximo día 13.

Quienes se acerquen a visitar la exposición se encontrarán con cincuenta y cinco fotografías en color, de formato 40x50, que van acompañadas de sus correspondientes textos informativos e incluso de un código QR que permite ampliar esa información desde el móvil o el ordenador.

«Una ciudad especial»

Monumentos, paisajes, calles, edificios, gentes... todo tiene cabida en la exposición. «Wroclaw es una ciudad muy especial. Al igual que otras ciudades centroeuropeas sufrió dos guerras mundiales, pero además, esta ciudad llamada Breslau y perteneciente a Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en Wroclaw posteriormente debido al cambio de fronteras acordado en la Conferencia de Yalta por las naciones vencedoras de la II Guerra Mundial. Además de los millones de habitantes muertos en la contienda, hemos de añadir la migración de otros millones, hecho sucedido con los actuales habitantes de Wroclaw y la Baja Silesia», explica.

Intsausti recuerda que «ante la inminente llegadad del Ejército Rojo de Rusia, 700.000 habitantes abandonaron la ciudad a pie con temperaturas inferiores a 15 grados bajo cero. Se calcula que 100.000 murieron de frío».

«El 24 de agosto de 1944, Adolf Hitler declaró la ciudad de Breslau (hoy en día Wroclaw) una 'fortaleza militar cerrada' a ser defendida a toda costa ante el avance del ejército soviético. Fue una decisión que cambiaría la historia y el aspecto de la ciudad para siempre. Con la mayor parte de su población civil atrapada en su interior, 'Festung Breslau' soportó un épico asedio de 80 días que costó decenas de miles de vidas y dejó a la ciudad un humeante montón de ruinas. Uno de los asedios más salvajes de la historia moderna, la 'Batalla de Breslau', se encuentra entre las más grandes tragedias humanas de la Segunda Guerra Mundial».

«Con tiempo»

De todo esto y mucho más da cuenta Intsausti en la exposición. «Es una muestra a la que hay que acudir con un poco de tiempo porque hay mucha información», dice su autor. De hecho, organizarla le ha llevado «año y medio» metiendo «un montón de horas». Lo ha hecho porque «es la ciudad a la que pertenece mi familia, he querido conocerla más profundamente y compartir esa información».

Actualmente, Wroclaw es «una ciudad cosmopolita, con muchos turistas de diferentes lugares, una ciudad muy activa que ha perdido la inocencia, aunque sigue manteniendo su encanto».

El zumarragarra presentó la exposición al programa 'Energia Olatuak' de Donostia 2016, pero «no fue seleccionada». No obstante, su intención es hacerla llegar al mayor número de personas. Ya ha estado expuesta en Ordizia y ahora lo hará en Zumarraga hasta el próximo día 13.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate