Diario Vasco

«Actualmente, más o menos la mitad de los fallecidos son incinerados»

Cementerio. Los vecinos lo frecuentan estos días para engalanarlo de cara a Todos los Santos.
Cementerio. Los vecinos lo frecuentan estos días para engalanarlo de cara a Todos los Santos. / ARESTI
  • El Ayuntamiento tiene «en estudio» la colocación de un columbario

  • El cementerio de Zumarraga cuenta con 162 panteones y unos 250 nichos

«Actualmente, más o menos la mitad de los fallecidos en Zumarraga son incinerados», afirma Pedro Laskurain. Es una opción que «va en aumento», añade. El párroco de Ntra. Sra. de la Asunción aborda el tema al preguntarle por la prohibición por parte de la iglesia de «la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos». Laskurain sostiene que «no es algo nuevo. Es un documento que símplemente recuerda lo que siempre ha dicho la iglesia. La ceniza es lo que ha quedado del cuerpo y no nos podemos deshacer de ese cuerpo, no hay que dispersarlo... Lo más apropiado es depositar esas cenizas en un lugar sagrado», afirma.

Llegados a ese punto nos preguntamos cuál es el lugar más apropiado para depositar esos restos. «Calculo que los familiares de la mitad de los fallecidos en Zumarraga que se incineran, depositan la urna en un cementerio. Bien en el de Zumarraga, si poseen un panteón, bien en el de su pueblo de origen. Es cierto que en Zumarraga no hay un columbario, que es el lugar más adecuado para depositar esos restos. Se podría ubicar en el propio cementerio o también en la iglesia. De hecho, en el Buen Pastor de San Sebastián, hay uno en la cripta. Asimismo, existe un lugar común donde depositar las cenizas para quienes no quieren o no pueden alquilar uno de los nichos del columbario», explica el párroco.

Mikel Serrano, alcalde de Zumarraga, afirma que el tema del columbario está «encima de la mesa. Está en estudio». No obstante, «no hemos tenido muchas peticiones». Al preguntarle si en el municipio hay algún protocolo sobre el esparcimiento de cenizas, sostiene que «no está regulado».

Diez años

El cementerio de Zumarraga cuenta con 162 panteones y alrededor de 250 nichos. La permanencia de los cuerpos es por espacio de diez años, «pero normalmente suelen estar más. Las exhumaciones se van realizando según la necesidad de espacio», dicen desde el Ayuntamiento. «Las últimas se llevaron a cabo en mayo de 2013 con restos de fallecidos en 1998-99», añaden.

Cabe recordar que en el cementerio se pueden depositar los restos mortales de personas de diferentes religiones. «El cementerio no es de la iglesia, es del Ayuntamiento», apunta el párroco.

Si bien la mayoría de los zumarragarras optan por una ceremonia religiosa a la hora de despedir a sus familiares fallecidos, también existe la opción de llevar a cabo despedidas u homenajes civiles. Estos actos se pueden celebrar en el salón de Plenos del Ayuntamiento, en la casa torre Legazpi o en los soportales de la plaza de Euskadi (en la denominada nave de las caseras, concretamente).

Todos los Santos

Con motivo de la festividad de Todos los Santos la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción celebrará misa a las 12.30 y a las 18.00 el próximo 1 de noviembre. La víspera, el día 31, habrá misa a las 19.00 horas. En El Salvador, la misa de la víspera también será a las 19.00 y la de Todos los Santos se celebrará a las 12.00. Por último, el miércoles, Día de Difuntos, se oficiará una misa en el mismo cementerio, a las 10.00, y por la tarde, a las 19.00, en la Asunción y El Salvador.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate