Diario Vasco

«Era hora de cambiar»

Presentación. José Ángel García Vara y la nueva directiva del Urola de balonmano en la casa de cultura Zelai Arizti.
Presentación. José Ángel García Vara y la nueva directiva del Urola de balonmano en la casa de cultura Zelai Arizti. / ARESTI
  • Ha incorporado la figura del director técnico, el oñatiarra Pablo García, para «empezar a construir un 'nuevo' club desde los cimientos»

  • El Urola de balonmano inicia una nueva etapa bajo la presidencia de García Vara

«A nivel técnico el Urola ha bajado bastante en los dos últimos años. Considerábamos prioritaria la incorporación de la figura de un director técnico para empezar a construir un 'nuevo' club desde los cimientos», sostiene José Ángel García Vara, nuevo presidente del club de balonmano de Zumarraga-Urretxu. «Llevábamos muchos años de continuidad en lo que a metodología deportiva se refiere. Era hora de cambiar. Hemos hecho borrón y cuenta nueva», añade.

García Vara ha presentado esta semana el proyecto del Urola de balonmano de cara a los próximos cuatro años. El nuevo presidente vuelve a ostentar un cargo en el club amarillo tras cuatro años como presidente de la Federación Guipuzcoana de Balonmano, donde conoció a Pablo García, actualmente director técnico del Urola. «Era el seleccionador de juveniles en Gipuzkoa. Es técnico superior de balonmano, de la primera promoción de Kirolene; es entrenador de árbitros internacionales, de algunos que recientemente han pitado las finales de los Juegos Olímpicos; ha escrito un libro sobre preparación física... Hablé con él, le gustó el proyecto y se comprometió con el Urola, y sin recibir una remuneración a cambio», explica García Vara.

«Crear una nueva base»

Su principal labor está en «coger todos los equipos del Urola y la escuela y crear una nueva base. Hay que cambiar todo lo que es técnica, táctica y la metodología de entrenamiento. Pablo García, oñatiarra, se encargará de programar los entrenamientos de todos los equipos en aras de que el club tenga su propia identidad deportiva».

Ese es el objetivoa largo plazo, pero de cara a la presente temporada lo que se busca es «ir asimilando el cambio, despacio y con paciencia. Los resultados se empezarán a ver a partir de la próxima temporada. Los chavales no pueden asimilar de golpe un cambio del cien por cien, hay que darles un período de adaptación», explica el presidente.

El Urola de balonmano cuenta actualmente con nueve equipos, de los que solo uno es femenino, más la escuela de balonmano, en la que entrenan medio centenar de chavales. «Otro de los retos es ir igualando el número de equipos masculinos y femeninos», indica García Vara. Asimismo, quieren «incrementar el número de socios. El carné cuesta veinte euros al año, pero la entrada a los partidos es gratuita por lo que estamos buscando opciones atractiva para ofrecer a los socios, como sorteos de entradas para partidos de otros clubes, etcétera». Quienes quieran hacerse socios lo podrán hacer el próximo 6 de noviembre, Buzkantza Eguna, en la barra de bar que, como es habitual, gestionará el club amarillo.

Pequeños retos

García Vara también adelanta otros «pequeños retos» que tienen en mente. «Queremos volver a organizar el Sagardo Eguna para obtener algún ingreso para seguir acudiendo a torneos fuera de Gipuzkoa. También tenemos pensado organizar una fiesta de balonmano, para sacar este deporte a la calle. Asimismo, está previsto que jugadores y entrenadores de élite se acerquen a Zumarraga para ofrecer alguna charla, dirigir algún entrenamiento, etcétera».

García Vara, uno de los fundadores del Urola de balonmano, allá por 1982, que ha hecho «de todo» en el club amarillo a lo largo de todos estos años, afronta el nuevo cargo de presidente «con mucha ilusión. Para mí es un reto», dice. Le acompañan en la junta directiva: Ángel Maniega, Yolanda Cervero, Maribel Moreno, Pablo García y José Manuel Morán, Iñigo Cantero y Yoli Quintana.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate