Diario Vasco

El Ayuntamiento aprueba congelar la mayoría de tasas e impuestos

Pleno. Un momento de la sesión ordinaria celebrada el martes.
Pleno. Un momento de la sesión ordinaria celebrada el martes. / ARESTI
  • Una de las excepciones es la tarifa de agua potable que se incrementará el 3,5%

  • El punto salió adelante con el voto favorable de PSE-EE, EAJ-PNV e Irabazi, mientras que EH Bildu votó en contra

Por tercer año consecutivo el Ayuntamiento de Zumarraga ha aprobado «no incrementar la generalidad de las tasas e impuestos, salvo alguna excepción debido a la necesidad de adecuación o actualización de alguna tarifa». Así, la mayoría de tasas e impuestos han quedado congeladas de cara a 2017. El punto salió adelante con el voto favorable de PSE-EE, EAJ-PNV e Irabazi, mientras que EH Bildu votó en contra.

Entre las excepciones se encuentra la tarifa de agua potable, que acusará un incremento del 3,5%. De otro lado, el Impuesto sobre vehículos de tracción mecáncia contempla una novedad, una bonificación del 25% en la cuota municipal a los vehículos que teniendo una potencia fiscal de hasta 13,99 CV, pertenezcan a un miembro de familia numerosa. La bonificación se aplicará solo a un vehículo por familia. También es novedosa la bonificación del 25% sobre el Impuesto de Actividades Económicas, para los empresarios que hayan incrementado el promedio de su plantilla de trabajadores con contrato indefinido en un 40%.

En cuanto al servicio de recogida y eliminación de basuras, se ha aprobado no incrementar la tasa, «aunque la Mancomunidad Sasieta ha estimado un incremento del 5% en las tarifas que le aplicará GHK y por lo tanto la previsión de coste del servicio para Zumarraga, con la implantación del contenedor gris, ascendería a 769.523 euros. Este importe es el que actualmente se prevé ingresas en concepto de recogida de basura», explicó José Mari Bermejo, presidente de la Comisión de Hacienda.

Otra de las novedades es la aparición de un nuevo abono por temporada para el teatro infantil, con un coste de 20 euros y también un abono para un niño más acompañante por 30 euros. También se ha aprobado una tasa por ocupación del dominio público municipal para los cajeros automáticos instalados en fachadas y para otras instalaciones también en la línea de fachada que expendan a la vía pública. Por cada instalación se abonarán 250 euros anuales.

«Solución intermedia»

El tema que más debate suscitó fue el de la subida del agua. El Ayuntamiento y la empresa Aquarbe, que gestiona el agua en el municipio, tienen un contrato firmado hasta el año 2021. Los ingresos derivados del consumo de Arcelor Mittal rondaban los 190.000 euros anuales, lo que suponía aproximadamente el 15% de los ingresos de Aquarbe. Ante la ausencia de esos ingresos tras el cierre de la empresa había que «mantener el equilibrio económico» del contrato, explicó Mikel Serrano. El alcalde dijo que la subida del 3,5% es «una solución intermedia» para el próximo ejercicio y que a lo largo del año se estudiará el tema en aras a «lograr una solución para ambas partes».

Para Inma Albisua, portavoz de EH Bildu, la subida del agua supone «un 'doble castigo'» para la ciudadanía tras el cierre de Arcelor Mittal. Por su parte, Serrano explicó que la subida supondrá unos 3 euros al año en el caso del consumo normal de una familia. Asimismo, tildó de «demagógico» el discurso de Albisua.

Durante la sesión todos los partidos se comprometieron a trabajar a lo largo del año el tema de la progresividad, esto es, aplicar el principio de que pague más el que más tiene.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate