Diario Vasco

Jubilados sobre las tablas

Irri Makila. El grupo de teatro de jubilados de Zumarraga y Urretxu, en uno de sus ensayos.
Irri Makila. El grupo de teatro de jubilados de Zumarraga y Urretxu, en uno de sus ensayos. / ARESTI
  • Irri Makila convoca a una reunión a las personas mayores que quieran hacer teatro

  • Se celebrará el próximo día 28 en Labeaga aretoa para «saber con cuánta gente podemos contar, ya que tenemos tres invitaciones antes de Navidad», dice el director

Irri Makila convoca a las personas mayores de Zumarraga y Urretxu que quieran hacer teatro a la reunión que tendrá lugar el próximo miércoles, día 28, a las 16.30 horas, en Labeaga aretoa. «Es nuestro lugar de ensayo, ahora que el hogar del jubilado Gure Txoko está en obras», recuerda Pablo Santillán, director del grupo de teatro de jubilados de Zumarraga y Urretxu.

El motivo de la reunión no es otro que «saber con cuánta gente contamos, ya que tenemos varias invitaciones antes de Navidad», continúa el director.

Irri Makila está integrado por «quince personas. Creo que acudirán los quince». No obstante, estamos abiertos a nuevas incorporaciones. Sería interesante. Nos da igual hombres que mujeres, aunque la invitación se dirige especialmente a ellos, ya que de los quince integrantes solo cuatro somos hombres». Santillán entiende que «cuantos más estemos mejor, ya que un grupo más amplio ofrece más posibilidades, ya que entre viajes y otros asuntos nunca estamos todos. Ya ha habido alguna ocasión en la que la misma persona ha tenido que hacer más de un papel o alguna vez en la que hemos tenido que 'matar' a alguno de los personajes».

El grupo de teatro de jubilados tiene varias citas confirmadas para los próximos meses. «El 17 de noviembre, en Anoeta; el 24 de noviembre, en Gernika, y en diciembre, en Otxarkoaga. Asimismo, en Navidad iremos, como es habitual, al gerontológico de Zumarraga».

En todos los casos pondrán en escena la misma obra ' El ambulatorio y Carmelo', que estrenaron en el marco de la Semana de la Mujer de Mairi. Este trabajo es «muy entretenido, muy gracioso. Está basado en las 'vivencias' en un ambulatorio y es en gran parte cantado», explica Santillán. Así, la obra incorpora «14 ó 15 canciones muy conocidas a las que les hemos cambiado la letra». De esta forma, en la obra se escuchan 'No llores por mí Argentina', 'Ojos verdes son traidores', 'La cucaracha' y 'La tarara', entre otras. «En algunas ocasiones hemos contado con la colaboración de miembros del coro Goizalde para que suene mejor», apunta.

A aquellas personas que nunca han participado en una obra de teatro Santillán les anima a hacerlo. «El teatro les ayudará a mejorar la memoria; entrarán a formar parte de un grupo de amigos; es una actividad muy divertida...».

Los ensayos comenzarán en octubre. Tendrán lugar los lunes y miércoles, a las 16.30 horas, en Labeaga aretoa.