Queda repasar y hacer balance

Cuadrilla y carroza. Batek Daki, durante el recorrido, ante su trabajo. / FOTOS AGUADO

FCO. JAVIER AGUADO GOÑI URRETXU.

Las fiestas han acabado y en la cámara quedan momentos vividos con gran intensidad y emoción. Nos quedamos con el factor humano que hay detrás de semejante programación. No valen miradas superficiales, porque detrás de cada acto ha habido mucha gente, mucha entrega y mucho trabajo llevado a cabo con toda la ilusión de que se es capaz cuando manda la fuerza del sentimiento.

Por eso hoy, con mucho pesar, tenemos que dejar más de mil quinientas instantáneas fuera de esta página. Nos quedamos con aquellos que protagonizaron momentos muy emotivos y con aquellos que fueron capaces de abrumar y reventar los espacios poniendo un escalofrío en la piel.

La cuadrilla Batek Daki se llevó el premio a la mejor carroza en un año que ha visto subir mucho el listón de la calidad. Un trabajo que les ha llevado tres meses, pintado por ellas con paciencia infinita, un trabajo y un premio que las unirá de por vida.

Nos quedamos con unos bertsos infinitos que llegaron al cielo ahogando las gargantas y emocionando a todos al finalizar el desfile.

Nos quedamos con un puñado de hombres y mujeres que han dedicado doce años a recopilar y sustraer del olvido la costumbre, el uso, los trabajos y la forma de vida en nuestros montes y caseríos. Un ciclo que se cierra habiendo generado mucha documentación y patrimonio. Zorionak denori!

Nos quedamos con la gastronomía que ha vuelto a servir de vaso comunicante para convivir y festejar entre amigos. Dos chicas se llevaron el premio a la mejor presentación, Lurdes Beloki y Asun Izagirre, de Markesaren Alaba. Las mejores albóndigas a juicio del jurado fueron las elaboradas por SDV (Sed De Victoria) Joseba Etxeberria y Juan Ramón Etxaniz. Nos quedamos con la electrotxaranga y los casi trescientos que mercen un doce por su fenomenal ambiente. Sencillamente extraordinarios.

En fin, nos quedamos con todas las actuaciones porque todas han tenido buen seguimiento, pero lo de Gatibu fue inaudito. Nunca habíamos visto semejante respuesta. Daba hasta miedo tanta gente. Pelotazo total y el aforo desbordado.

Fotos

Vídeos