«El ingreso como Amigo de Número de la Real Sociedad Bascongada es un honor»

Berriochoa. Su labor como historiador se verá reconocida./DV
Berriochoa. Su labor como historiador se verá reconocida. / DV
Pedro Berriochoa Azcárate, historiador

FCO. JAVIER AGUADO GOÑI AGUADOMINERAL@GMAIL.COMURRETXU.

El urretxuarra Pedro Berriochoa Azcárate (Urretxu, 1958) va a ser nombrado Amigo de Número de la Real Sociedad Bascongada en el acto que tendrá lugar el próximo día 26, sábado, a las 11.30 h. en el Palacio Intsausti de Azkoitia. En el acto que está impulsado por la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, compartirá nombramiento con el cantante Antxon Valverde.

-¿Cómo será su intervención el día 26?

-Lo he titulado 'Euskalerriaren Adiskideen Elkartea eta nekazaritza mundua' o 'La Bascongada y el mundo agrario'. Citaré a la familia muy ilustrada de los barones de Areizaga, ubicada en Baroikoa. Josefa Areizaga fue esposa del conde de Peñaflorida y su hermano Juan Carlos fue gobernador militar de la plaza de Hondarribia. Este dio noticia de cómo se introduce la patata en Gipuzkoa desde Irlanda a través de los militares. Pablo Areizaga en el s. XVIII fue prior de Caparroso y logró que sus semilllas y plantas de roble se pudieran plantar en 4 años en lugar de 10, como era normal. El roble era un factor económico de primer orden.

-¿Cómo ha recibido la noticia?

-Siempre es una satisfacción que te reconozcan en vez de lo contrario. El ingreso como Amigo de Número de la Real Sociedad Bascongada es un honor. He colaborado con publicaciones en el 'Boletín' de la sociedad y tal vez sea una forma de agradecérmelo.

-¡Se le nota la vena de urretxuarra!

-Aunque resido habitualmente en Donosti, mis hijos han nacido en Urretxu. Supongo que lo dices porque le pedí a Valverde que de las tres canciones una fuera de Iparragirre. Recordé que en el 81 se sacó un LP doble sobre el bardo y él cantó una canción y sonará en el acto del sábado.

-¿A qué se debe su interés por el mundo rural?

-En casa la familia y yo mismo hemos tirado mucho de huerta y es un tema que siempre me ha atraído, sobre todo desde que fui avanzando en mi formación, lo que me dio pie a ir publicando trabajos sobre una rama de la historia, la agraria, que había sido refractaria para su estudio.

-¿Mantiene bien el rigor y la literatura?

libros, y tengo fama de buen escritor. Lo que escribo es 100% Pedro Berriochoa, no hay negro. Lo de publicar ha sido desde los 50 años y cuando tengo un tema entre manos me encuentro muy a gusto.

-¿Hay mucha fuente documental?

-Hombre, es cierto que en la actualidad se están haciendo muchos estudios locales mirando al sagrario. Formamos parte de un grupo de libros colectivos en la Universidad que lidera Luis Castells, donde el rigor y el nivel es extraordinario.

-¿Le lleva a divulgar?

-Sí, precisamente en junio participo en un congreso de Historia Agraria en Santiago de Compostela; en septiembre tengo previsto una conferencia sobre 'Nacionalización'. Es un tema muy actual: cómo un Estado logra que sus ciudadanos se sientan de esa nación.

-Estamos ante el bicentenario de Iparragirre.

-Lo sé, vengo trabajando la historia cultural y estoy seguro de que algo haremos al respecto para celebrarlo.

-Temas rurales, culturales y... ¿políticos?

-Algunos... Está a punto de publicarse en 'Cuadernos de Alzate, Fundación Pablo Iglesias' un trabajo titulado 'Franquistas guipuzcoanos tempranos'.

-¿Considera que hoy día hay rigor histórico?

-Como en todo hay mucho que ver, bueno y menos bueno, interesado, amancebado, a la moda... Pero en la universidad cada vez hay mayor rigor y tenemos historiadores magníficos.

-Cítenos algunos hitos históricos de los 200 últimos años.

-Ahí van algunos... La industrialización en el País Vasco; las Guerras Civiles Carlistas y la última del 36, que fue la más liviana; la violencia de ETA; la emigración vasca con un cuarto de millón de vascos hacia América; la actual desindustrialización, el último hito, así como la inmigración y la incidencia étnica en de Urretxu. Han cambiado paisaje y paisanaje y lo que había en las calles hace 20 años, ha desaparecido tras haber sido seña de identidad; el encaje del País Vasco en España...

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos