Iparragirre como nuevo a sus 127 años, tras su restauración

Detalle de la figura del bardo.
Detalle de la figura del bardo. / AGUADO

FCO. JAVIER AGUADO GOÑIURRETXU.

A primeros de mes anunciábamos el arranque de los trabajos de restauración del monumento completo donde se honra la figura del bardo Jose María de Iparragirre y Balerdi. En el tiempo establecido las labores han concluido, habiéndose procedido a la retirada del andamiaje que ha servido para que José Luis Larrañaga Oriozola, licenciado en Bellas Artes, con amplia experiencia en bienes culturales y su conservación; y Vanesa Blanco Fernández, licenciada en Bellas Artes, además de experta en conservación y restauración, hayan realizado su trabajo de recuperación del monumento entero, tanto de la estatua como del dosel y pilar.

Ambos despachaban ayer por la mañana con el alcalde Jon Luqui, en el día de punto final, que en realidad deberá ser el de punto y seguido, pues a demás de los elementos que están por definir resta remover la tierra y plantear la estrategia de jardinería. Se puede comprobar cómo se ha procedido a la poda de los dos ejemplares que rodean la estatua, dando más luz al conjunto monumental y alejando en alguna medida el problema que ha generado a suciedad sobrevenida en los últimos años. Limpieza que ha habido que llevar a cabo sin restar volumen al monumento. Además se ha pasado a la reconstrucción de volúmenes, porque la caliza estaba en un estado de conservación muy malo, con muchas pérdidas y grietas.

Los técnicos recomendaron una poda controlada para aligerar el monumento y que no haya problemas de suciedad y resinas. «Como restauradores nosotros pedimos que haya el menor número de vegetación alrededor de la escultura, pero eso son otros los que tienen que decidir... Se le ha dado una protección para que el monumento aguante muchos años. Estamos satisfechos, ha sido agradable e incluso nos hemos sentido acompañados por los usuarios de la plaza».

El monumento fue inaugurado el 28 de septiembre de 1890, por lo que pasadas las fiestas patronales se cumplirán 127 años de la efemérides. La escultura fue realizada por el escultor Francisco Font y Pons en 1888 y descansa sobre un pilar realizado por Dionisio Acha (Zumarraga) con piedras de Mañaria.

Se ha trabajado como estaba previsto sobre piedra de arenisca, caliza y mármol. Los agentes erosivos que le afectaban son climatologicos, propios de la evolución mineralogica de cada material, depósitos producidos por la actividad humana y las aves, biodeterioro por colonización bacteriana, hongos cianobacterias, algas y líquenes... E incluso por una vegetación arbórea, que ya ha sido eliminada en parte.

Se ha procedido al saneado, consolidando y limpiado superficial, así como a la restauración. Un trabajo muy complejo que se ha estado basado en una amplia documentación histórica, fotográfica y artística.

Ahora queda por perfilar cuáles serán definitivamente los elementos de protección para evitar el acceso directo a la base de personas o animales posiblemente mediante una valla, recuperando la idea inicial desde su inauguración. Incluso la iluminación de la plaza está siendo puesta en valor para mejorarla.

Temas

Urretxu

Fotos

Vídeos