Incendios que impactaron en Urretxu hace 25 años

Evacuación. Escaleras de todo tipo para sacar a los vecinos./
Evacuación. Escaleras de todo tipo para sacar a los vecinos.

FCO. JAVIER AGUADO GOÑIURRETXU.

Hemos puesto la mirada atrás para rememorar dos acontecimientos que acaecieron en Urretxu hace 25 años, en aquel año 92 de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Acontecimientos locales que tuvieron un mismo denominador común, el fuego.

El primero de ellos sucedió en la madrugada del día 21 de abril. Sobre las 6.15 de la madrugada se declaraba un incendio en el caserío Donaldegi, sito en las laderas de Irimo. Fueron los propios moradores del caserío siniestrado quienes se percataron del incendio en la parte trasera del caserío. Pese a los esfuerzos llevados a cabo para apagar el incendio, el fuego destruyó la techumbre y primera planta del edifico destinado a guardar el ganado y la maquinaria.

En primera instancia se logró organizar una cuadrilla de trabajo en la extinción con vecinos de los caseríos próximos, logrando salvar las 25 cabezas de ganado. Tras el equipo mencionado fueron llegando Er-tzaintza y bomberos, quienes entre todos ayudaron a evitar que el fuego se extendiera a la zona de vivienda.

Los daños sufridos fueron cuantiosos, además del inmueble, la cosechadora, empaquetadora, dos tractores y diversos aperos de trabajo que fueron cuantificados en más de 20 millones de pesetas de entonces.

Los moradores no tuvieron pérdidas personas y de entre el voluntariado Juan Pedro Betregi Ayastui resultó lesionado levemente al perder pie cuando estaba subido a una escalera, cayendo al suelo y recibiendo un golpe en la cadera que no fue de gravedad. La causa del incendio pudo estar en un cortocircuito a la altura de la toma de red del caserío.

El caserío Donaldegi aparece en los censos de habitantes desde el recuento efectuado en 1562 y es regentado por la familia Elgarresta, de cuya excelente labor ganadera siguen dando cuenta su prestigio y sus numerosos reconocimientos en el sector tanto a nivel local, autonómico, nacional e internacional.

La apuesta por la cría de ganado raza limousine y su buen hacer les define como producto de referencia en el sector, que en el mes de septiembre volverá a acudir a tomar parte en la cita más importante a nivel estatal en Salamanca, donde cada año cosecha premios y reconocimientos con las reses que presenta.

Incendio de la Casa del Isabel

El día de la Euskal Jaia de Urretxu, cuando el desfile pasaba por la calle Labeaga a la altura del cruce del Isabel, se declaró un incendio en la parte baja del edificio donde había un restaurante y bar que se extendió rápidamente por los pisos superiores, iniciándose del lado del río. El incendio llegó a tener momentos dramáticos, aunque no hubo que lamentar daños personales. El hecho de que se produjera cuando la fiesta estaba en todo su esplendor, aportó muchos voluntarios que efectuaron una labor ímproba, junto con bomberos, Cruz Roja y demás servicios municipales.

El incendio fue el principio del problema, dado que la situación precaria en que quedaron muchos de sus ocupantes sería motivo de actuaciones benéficas posteriores.

Quintando hierro al suceso, recordaremos al lector que un titular de esta corresponsalía fue motivo de atención del malogrado escritor Iñaki Linazasoro, cuando al final del año se hacía eco de algunos gazapos escritos durante el año. En nuestro caso nos vimos reflejados con un titular que decía, 'Festival pro incendio de la Casa del Isabel'. Qué quieren que les diga, pirómanos que somos en Urretxu.

En realidad no solo Urretxu, sino buena parte de la comarca estuvo volcada en ayudar en este tema.

Fotos

Vídeos