Cuestación para ayudar en la lucha contra el cáncer

Prevención de la AECC./
Prevención de la AECC.

Tendrá lugar este fin de semana

FJAG URRETXU.

Este fin de semana una mano se acercará a nosotros con una hucha para pedir ayuda. Lo hará en nombre de la lucha contra el cáncer y para que no tenga ni dudas de para qué, les contaremos quién es el que lleva esa lucha y cómo lo hace.

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) es una institución de carácter benéfico, sin ánimo de lucro y declarada de Utilidad de Interés Público el 24 de abril de 1.970. Formada en su mayor parte por voluntariado que prestan un servicio desinteresado a la sociedad, desarrolla su actividad en todo el territorio nacional a través de 52 Juntas Provinciales y de una importante representación en numerosas localidades de nuestra geografía.

Desde 1953, han sido muchos los pasos dados en el campo de la lucha contra esta enfermedad. Primero, desde una vertiente más asistencial requerida por el propio momento histórico y actualmente en una línea social que se concreta en la Prevención, Diagnóstico Precoz y Rehabilitación.

Las actividades que desarrolla la AECC se centran fundamentalmente en la Ayuda al Enfermo de Cáncer y a su Familia. Los ingresos que se obtienen son destinados íntegramente a subvencionar estas actividades y programas. El fin de la entidad es la lucha contra el cáncer en todas las posibles modalidades conocidas o que en el futuro se conozcan, mediante el desarrollo de funciones y actividades de divulgación, prevención, investigación, formación y de carcter médico y asistencial.

En los Programas se interviene a varios niveles. En primero de carácter individual: atendiendo demandas de la persona con cáncer y demandas especficas de otras personas que se acercan a la Asociación.

El segundo de tipo familiar: es la familia el principal marco institucional para el soporte del bienestar del individuo. Es una fuente de apoyo emocional y personal. Se considera a la familia como objeto de intervención del rea social, es el primer recurso con el que cuenta el enfermo.

El tercero de grupo: es importante llevar a cabo un análisis de los factores socio sanitarios que inciden en grupos con determinada problemática en común, que por sus características, son considerados de riesgo; fomentar grupos de autoayuda, asesorándoles para facilitar el asociacionismo y su reinserción social; participación en actividades con grupos de riesgo.

El último es el comunitario: se trabaja tanto en los programas de Prevención y Educación para la Salud como en los Programas de Atención PsicoSocial y Paliativa desde una visión comunitaria y en coordinación con los servicios de instituciones y entidades públicas y otras ONGs.

Fotos

Vídeos