La cubierta del parque de San Martín estará instalada en septiembre

Presentación. Arquitecto municipal mostrando los detalles.

FCO. JAVIER AGUADO GOÑI URRETXU.

Esta semana, se reunían en el ayuntamiento representantes municipales de los grupos políticos PNV, PSE/EE, Bildu y algunos vecinos del Grupo San Martín, para conocer el estado del proyecto de cubierta, tras el tramo de reuniones que han ido teniendo en los meses pasados.

Jon Luqui, alcalde de Urretxu, referenció los pasos dados y las previsiones, y el arquitecto municipal Iñaki Mendizabal aportó datos técnicos a las cuestiones que el montaje proporciona en esta zona.

La revista municipal Kaixo adelantaba hace unos pocos días, que la cubierta se ha adjudicado a la empresa Okatent S.L. esperando que esté finalizada para septiembre.

La intervención de obra instalará una cubierta que cubrirá una zona aproximada de 315 m2 (26 x 12,20 metros), deberá ser ligera, de forma que los materiales a emplear en la cubrición podrán ser textiles, telefónicos, policarbonatos, etc.

La propuesta aceptada incluye la cimentación y estructura de sustentación. Esta última podrá ser metálica, atirantada, de madera, etc, de forma que se minimice el número de apoyos interiores para liberar el mayor espacio libre posible, respetando en todo momento las superficies de seguridad de los juegos a la hora de ubicar los apoyos.

La cubierta deberá garantizar la estanqueidad al agua de lluvia de la mayor parte del espacio inferior cubierto, con especial cuidado a la zona de juegos existente y la zona de estancia del banco corrido perimetral. Además, ha de preverse iluminación diurna sin necesidad de instalación de alumbrado en su interior.

Asimismo se respetará la posición del arbolado perimetral y el diseño incorporará la solución del encuentro de los mismos con la cubierta y la altura de la cubierta deberá respetar un espacio mínimo de 2,8 metros sobre los juegos infantiles

La adjudicación ha tenido en cuenta el proyecto que salvaguarda el arbolado existente.

La cubierta pone techo a una zona de juegos que está flanqueada de un lado por el bidegorri, de otra a zona ajardinada, una tercera al paso semipeatonalizado de vehículos y finalmente a Barrenkale, donde el transito de vehículo es mayor. Por ello la cubierta se verá complementada con elementos de protección del área por el lado que da a Barrenkale y al paso entre Barrenkale y San Martín. Para ello se ha pensado en crear una pared vegetal con bambú de 2,90 m. de alto, que requiere ser plantado con posterioridad a la fecha de acabado de la obra. Por otra parte la vocación de accesos será desde y hacia el paso del Bidegorri.

En la acera que linda con el parque y el paso de Barrenkale se realizará una rampa paralela que permitirá acceder al servicio de recogida de basuras que se va a instalar en esa acera, dando respuesta a la zona recientemente desafectada en la trasera de la parroquia. Finalmente dos temas fueron tratados referidos a una correcta recogida de aguas y su canalización hacia los desagües, así como la iluminación que no podrá estar fijada a la estructura de la cubierta. Se están avanzando soluciones técnicas, aunque aún se está en fase de resolución definitiva.

El suelo será el mismo que existe en la actualidad y la distribución de los elementos de juego y su planeamiento, serán definidos una vez que se haya instalado la cubierta.

Una vieja aspiración

La idea de dotar de cubierta a espacios y áreas en la que el vecindario padece especialmente la climatología adversa, viene de lejos. Incluso se produjo el sondeo de opinión en legislaturas anteriores, pero este reto, aunque con un ayuntamiento de escasos recursos, por no decir sin recursos de inversión, parece que definitivamente va a ver la luz en el mes de septiembre.

El parque elegido dentro de los 'posibles', en la actualidad hace referencia al existente entre Barrenkale y Barrio San Martín dedicado a edades en zona de juego de 0 a 12 años.

Para ello el proceso reciente arrancó el mes de abril de 2015, con invitación a la participación ciudadana. Dos sesiones de trabajo tuvieron lugar el 22 y el 29, tomando parte un total de 11 personas. Quedaron fijadas dos posibles áreas de prioridad: explanada del Liceo y San Martín-Barrenkale. Tras las ultimas elecciones, el cambio en el gobierno municipal retomó el asunto y la capacidad económica era determinante, una obra como la del Liceo supone una suma que el ayuntamiento no podía afrontar.

En 2016 se aprobó un presupuesto de 100.000 euros, deteniéndose la opción de Liceo y dando paso a la de Barrenkale-San Martín. Tras el proceso informativo y de captación de propuestas en conjunción con el vecindario en distintas reuniones, a mediados de 2017, que ha desencadenado que este mes de septiembre vaya a convertirse en realidad.

Fotos

Vídeos