Convocada una concentración contra la violencia hacia las mujeres

Concentración. Instituciones y Ayuntamientos se reúnen a las doce en Areizaga Kalebarren.
/AGUADO
Concentración. Instituciones y Ayuntamientos se reúnen a las doce en Areizaga Kalebarren. / AGUADO

FCO. JAVIER AGUADO GOÑI URRETXU.

Ciertamente nuestra sociedad vive episodios de violencia a muchos niveles de la vida cotidiana. Toca este fin de semana centrar la atención y la reivindicación contra la violencia hacia las mujeres. Tanto instituciones públicas como organismos comarcales y agrupaciones coinciden en reivindicar este mal endémico sociocultural, estructural, diría yo, donde los hábitos, la educación desde pequeños, nos dejan en evidencia ante las relaciones humanas que deberían ser de igualdad y respeto entre hombres y mujeres. Algo que cada día que pasa se evidencia que no está normalizado.

Los ayuntamientos van hacer una concentración al mediodia en la plaza Aregizaga Kalebarren el sábado a la que invitan a la población a acudir para sumar voluntades.

Por su parte, Urola Garaiko Koordinadora Feminista, colectivo preocupado especialmente por temas asociados a la igualdad, ha preparado un acto en la Plaza de las Mujeres (Areizaga-Kalebarren), a las 7 de la tarde, con la colaboración de diferentes colectivos locales: los grupos de baile Irrintzi y Lurra, cabezudos, Gaztetxe, Kkinzona Irratia y algunas vecinas de la comarca. Pretende ser una reivindicación pública en la calle, con participación popular y sin perder el ánimo de aspirar a una normalización social cada día mas necesaria.

La Asociación de Pensionistas y Personas Mayores Duintasuna también se ha adherido a las convocatorias que tendrán lugar en la comarca con este propósito.

Precisamente ellosv nos aportan hoy varios motivos de reflexión, en una mirada complementaria en la que declaran que «las pensiones de miseria también son violencia contra las mujeres» y que «un alto porcentaje de las mujeres asesinadas eran mujeres mayores».

«Se entiende por violencia sobre las mujeres mayores -explican desde Duintasuna- cualquier acto u omisión que produzca daño, intencionado o no, practicado contra mujeres de más de 65 años que ocurra en el medio familiar, comunitario o institucional y que vulnere o ponga en peligro si integridad física, psíquica, emocional, negligencia en el cuidado, y económica, y es que si la pobreza tiene cara de mujer, las mujeres mayores ponemos cara a la miseria».

Según datos de la Seguridad Social en la Comunidad Autónoma Vasca, a 31 de julio de 2017, almenos 312.717 personas cobran una pensión por debajo del umbral de la pobreza y de ellas 218.284 son mujeres. Además, 86.294 mujeres cobran una pensión inferior a 558 euros mensuales.

Según Duintasuna «1.080 euros es la cantidad que establecen los países de la Unión Europea (incluidos los gobiernos de Madrid y Vasco) como umbral de la pobreza para la CAV, nadie debería vivir con menos.

Desde Duintasuna lanzaban el reto: «¿Se atreve algún cargo político vasco a v ivir durante un año con 1.080 euros líquidos mensuales? Con ellos abonaría todos los gastos habituales de cualquier persona: vivienda, comida, luz, calefacción, agua, basuras...». Por ello solicitan al Gobierno Vasco precisamente que en este Día Internacional Contra la Violencia a las Mujeres el complemento de la pensión mínima este en 1.080 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos